Aglomeraciones antes del inicio del nuevo bloqueo

Los residentes de uno de los puntos críticos de COVID-19 de Ontario se precipitaron hacia una tormenta de nieve para hacer frente a las compras navideñas, abastecerse de suministros o hacer cortes de cabello de última hora el domingo mientras se preparaban para un cierre destinado a frenar la propagación de COVID-19.


 compradores hacen fila frente a una tienda Walmart en Scarborough.
Compradores hacen fila frente a una tienda Walmart en Scarborough.

Sus preparativos de última hora se produjeron un día antes de que Toronto y la región de Peel pasaran a la clasificación gris del marco de respuesta a una pandemia de la provincia, una medida anunciada por el premier Doug Ford el viernes.


El cambio a "bloqueo" significa que todos los minoristas, excepto los esenciales, se verán obligados a limitar sus servicios o cerrar sus puertas por completo debido a que el número de casos se ha mantenido por encima de los 1.000 al día durante varias semanas.


Pero esos números no asustaron a los compradores en el Eaton Centre de Toronto, ni en muchos otros lugares.


Entrar en la clasificación gris del sistema codificado por colores significa que durante al menos los próximos 28 días, los servicios de cuidado personal se suspenderán, los restaurantes solo pueden ofrecer servicio de recogida o entrega y los minoristas no esenciales cerrarán para compras en persona.


Ontario informó el domingo 1,534 nuevos casos de COVID-19, junto con 14 nuevas muertes asociadas con el virus. La provincia también dijo que 484 personas están hospitalizadas con COVID-19, 89 de ellas con ventiladores.


Los destacados centros comerciales Yorkdale, Square One y Scarborough Town Center extendieron el horario durante el fin de semana para gestionar de forma segura "un aumento anticipado de visitantes", con la esperanza de distribuir a los compradores fuera de las horas pico de 1:00 p.m. a 4:00 p.m.


Mientras Toronto y Peel enfrentan las medidas más estrictas, otras áreas de la provincia también están experimentando un endurecimiento de las reglas.


El gobierno dijo la semana pasada que la región de Durham y Waterloo se unirán a la región de York en la clasificación roja el lunes. Las reglas limitan los restaurantes, gimnasios y patios de comidas a 10 clientes bajo techo con distanciamiento social, con restricciones aún más estrictas en reuniones privadas.


Varias unidades de salud pública también se están moviendo hacia la clasificación amarilla: Chatham-Kent, Gray Bruce, Kingston, Peterborough y Thunder Bay. La clasificación amarilla limita las reuniones en interiores a 50 personas en negocios con personal, seis por mesa de restaurante y 10 personas en clases de fitness.


Con casi 46,400 pruebas completadas, las cifras del domingo elevan el total de casos de COVID-19 en Ontario a 103,912, con 3,486 muertes y 87,508 casos resueltos. Los últimos números de COVID-19 llegaron inmediatamente a un pico de un día el sábado, cuando se informaron 1.588 nuevas instancias del virus.





ARTÍCULO POR: ANITA BALAKRISHNAN

FOTOGRAFÍA: RICK MADONIK

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

119 views0 comments