Alarmante número de pacientes embarazadas en las UCI por COVID-19

Los médicos de cuidados intensivos de Toronto están haciendo sonar la alarma sobre el creciente número de pacientes embarazadas con COVID-19 en sus unidades de cuidados intensivos, diciendo que las mujeres embarazadas parecen particularmente vulnerables a las variantes.


Hospitales de Toronto informan un número alarmante de pacientes embarazadas con COVID-19 en las UCI.
Hospitales de Toronto informan un número alarmante de pacientes embarazadas con COVID-19 en las UCI.


El Hospital Mount Sinai en Toronto informó el lunes que el 30 por ciento de sus pacientes en la UCI estaban embarazadas, un aumento significativo en comparación con las dos primeras oleadas de esta pandemia.


"Es desgarrador y devastador ver a personas jóvenes y sanas que están siendo hospitalizadas, deteriorándose muy rápidamente frente a nuestros ojos, sin poder hablar o respirar y terminando con un respirador", dijo la Dra. Wendy Whittle, jefa de trabajo parto para el Hospital Mount Sinai.

Las mujeres embarazadas son más vulnerables a los virus respiratorios, dijo Whittle, debido a la disminución de la capacidad pulmonar y al aumento del consumo de oxígeno.


La Dra. Tali Bogler, presidenta de obstetricia de medicina familiar en el Hospital St. Michael, dijo que cree que las mujeres embarazadas son especialmente susceptibles a las variantes del COVID-19.


"Ahora vemos que las mujeres embarazadas, incluso sin esas afecciones médicas subyacentes, desarrollan enfermedades más graves", dijo. "Necesitan apoyo para respirar, ingresos a las UCI, ventilación mecánica y altos niveles de oxígeno".

La Sociedad de Obstetras y Ginecólogos ha pedido al gobierno de Ontario que dé prioridad a las mujeres embarazadas para la vacunación de inmediato; se hizo eco el lunes por la Sociedad de OBGYN de Ontario, que dijo que las UCI de la provincia estaban "abrumadas" con mujeres embarazadas que sufrían síntomas graves.


"Ya hay situaciones de las que he oído hablar, en las que los obstetras han tenido que hacer una cesárea en una cama en las UCI para que la mamá reciba el tratamiento adecuado, especialmente con ECMO", dijo la Dra. Constance Nasello.

La provincia ha categorizado el embarazo como una condición de salud “en riesgo” priorizada en la Fase 2, una fase a la que las clínicas de vacunas de Toronto aún no han llegado.


La ministra de Salud de Ontario, Christine Elliott, dijo el lunes que la provincia no tenía planes de dar más prioridad a las mujeres embarazadas para la vacuna; pero dijo que "si el médico de cabecera de una mujer cree que es importante inmunizarla rápidamente, entonces, por supuesto, seguiríamos el consejo del médico".


Mientras tanto, los médicos de familia se encuentran entre los que piden la vacunación de las mujeres embarazadas.


"Cuando tienes mujeres embarazadas en las UCI, tienes dos vidas en juego", dijo el lunes el Dr. Noah Ivers, médico de familia e investigador del Women's College Hospital.

ARTÍCULO POR: NATALIE JOHNSON

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL