Alberta anuncia estrictas medidas contra la propagación del COVID-19

A medida que la situación del COVID-19 continúa empeorando en Alberta, el premier Jason Kenney dijo que la provincia está adoptando un programa de certificados de vacunación para ciertos servicios discrecionales.




"Nadie se verá obligado a vacunarse en contra de sus deseos y se ofrecerá una opción de prueba negativa como alternativa", dijo Kenney. "Pero, con los pacientes no vacunados que abruman nuestros hospitales, esta es ahora la única opción responsable que tenemos".

Además del programa de prueba de vacunación, la provincia restableció las restricciones de salud pública y declaró el estado de emergencia de salud pública.


A partir del 20 de septiembre, aquellos que estén vacunados y aquellos que puedan proporcionar una prueba COVID-19 negativa dentro de las 72 horas previas a su visita podrán acceder a una serie de eventos y servicios en Alberta.


Los negocios que implementen el Programa de Exención de Restricciones podrán operar como de costumbre, siempre y cuando solo atiendan a aquellos que hayan proporcionado prueba de que están completamente vacunados o que dieron negativo en los últimos tres días.


La provincia dijo que mientras trabajan en el período de transición, se aceptará una prueba de una dosis única de una vacuna del 20 de septiembre al 25 de octubre, siempre que esa dosis haya sido administrada dos semanas antes.


Hasta el miércoles por la tarde, 24 personas más habían muerto por COVID-19 en la provincia, y 218 personas estaban siendo tratadas actualmente en las UCI de la provincia.


No solo las admisiones en las UCI están en su punto más alto, sino que el número de muertes reportadas se acerca a igualar el recuento más alto de muertes en un solo día, que se registró el 8 de enero cuando murieron 31 personas.


“En un momento en el que la mayoría de nosotros esperábamos que esta pandemia estuviera a punto de terminar, nuestro sistema de salud continúa experimentando severos desafíos de capacidad, mayores de los que hemos enfrentado a lo largo de esta larga y agotadora pandemia”, dijo la Dra. Verna Yiu, presidenta de los Servicios de Salud de Alberta. “El martes llegamos a 270 pacientes en las UCI. Ese es el número más alto de pacientes internados en las UCI que hemos visto durante toda esta pandemia, o alguna vez en nuestro sistema de salud provincial”.

Yiu dijo que la provincia alcanzó el 88 por ciento de la capacidad de las UCI y eso incluye los 132 espacios de emergencia que se abrieron para satisfacer la demanda.


“Sin esos espacios, estaríamos al 156 por ciento de nuestra capacidad normal, no habría suficientes camas en las UCI para quienes las necesitan”, dijo Yiu.


ARTÍCULO POR: JOSH RITCHIE

FOTOGRAFÍA: JEFF MCINTOSH

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

40 views0 comments