Alberta no apoyará el programa de incautación de armas de asalto del gobierno federal



El gobierno de Alberta está tomando medidas para oponerse a la legislación federal que prohíbe las armas de fuego y la posible incautación de miles de armas de asalto.


Desde mayo de 2020, Ottawa ha prohibido el uso o la venta en Canadá de más de 1500 modelos diferentes de armas de fuego de estilo asalto.


El gobierno federal a enviado cartas a las provincias solicitando la asistencia de las autoridades locales para poner en funcionamiento el programa de recompra e incautación de las armas consideradas de asalto. Esta fue la reacción del ministro de justicia de Alberta, Tyler Shandro:



El mes pasado recibí una carta de Marco Mendicino, el ministro federal de seguridad pública, pidiendo que Alberta dedicara recursos para confiscar armas de fuego empezando este otoño. Estamos hablando de unas 30 mil armas, para ser claros, estas armas fueron compradas legalmente. La lista de más de 1,500 modelos ahora prohibidos no estaban restringidos previamente e incluye rifles de caza, pistolas y artefactos con valor histórico de más de 100 años. Esta es una confiscación motivada pura y simplemente en la política y no ayudará en nada a que Alberta sea un lugar más seguro o a reducir el uso ilegal de armas. Así que le respondí al ministro Mendicino diciéndole que no, Alberta no ayudará al gobierno federal en esto ni en ningún esfuerzo federal de confiscar propiedad personal legalmente adquirida por los residentes de Alberta.

Dijo también que Alberta no aceptará que los oficiales de la RCMP actúen como agentes de confiscación y protestará por tal movimiento bajo el acuerdo provincial-federal que rige la vigilancia.


"Los contribuyentes de Alberta pagan más de $750 millones por año por la RCMP y no toleraremos sacar a los oficiales de las calles para confiscar la propiedad de los dueños de armas de fuego respetuosos de la ley", dijo Shandro en una conferencia de prensa en Calgary.


La oficina de Marco Mendicino, el ministro de seguridad pública de Canadá, dijo en un comunicado que el programa de recompra garantizará que las armas de fuego mortales se retiren de las calles.


"Es muy decepcionante que Alberta haya publicado su declaración antes de ver el plan completo", dijo la secretaria de prensa Audrey Champoux.

15 views0 comments