• Eliana González

Algunos maestros elegibles no podrán recibir su vacuna COVID-19 esta semana

A los maestros en los puntos críticos de COVID-19 se les prometieron vacunas; pero a muchos que se inscriben para recibir una vacuna se les dice que tendrán que esperar varias semanas antes de poder arremangarse.


Algunos maestros elegibles no podrán recibir su vacuna COVID-19 esta semana.
Algunos maestros elegibles no podrán recibir su vacuna COVID-19 esta semana.

Decenas de maestros están manifestando que, a pesar de la promesa de la provincia de que podrían recibir sus inyecciones de COVID-19 durante el receso pospuesto de marzo, esto no sucederá.


“Inicialmente la semana pasada nos dijeron que podíamos vacunarnos esta semana mientras los estudiantes se encuentran en su receso escolar”, dijo un maestro. "Ayer, cuando llamé para vacunarme, la primera cita que pude conseguir fue para el 9 de mayo". "Es un cambio constante con este gobierno, nunca sabemos cuál es el final".

Otros maestros han confirmado que la primera cita que pudieron reservar fue en más de un mes, a partir del 20 de mayo.


Los sindicatos han pedido que todos los maestros se vacunen antes de que se reanude el aprendizaje presencial. A partir del lunes, los maestros de los puntos críticos identificados en Toronto y Peel se volvieron elegibles para la vacuna, con la esperanza de que muchos pudieran vacunarse durante el receso.


La provincia dijo el martes que los trabajadores de la educación, que trabajan o viven en códigos postales de puntos críticos en Toronto y Peel, recibirán una carta de elegibilidad de la junta escolar local para acceder a una vacuna.


El premier Doug Ford anunció el lunes que la provincia mantendrá todas las escuelas cerradas al aprendizaje presencial por tiempo indefinido después de las actuales vacaciones de primavera. Las escuelas primarias y secundarias de la provincia pasarán al aprendizaje remoto dirigido por maestros cuando los estudiantes regresen de las vacaciones el 19 de abril.


El gobierno había sostenido anteriormente que las escuelas reabrirían la próxima semana; pero los sindicatos habían pedido que las escuelas cerraran en ausencia de medidas de seguridad más estrictas.


Ford argumentó que las escuelas son seguras, pero dijo que la provincia debe "hacer todo lo posible" para reducir las infecciones durante las próximas semanas "críticas".


A pesar de todo, los preescolares y las guarderías aún permanecen abiertas, lo que genera preocupaciones por la seguridad tanto de los niños como del personal por la alta propagación comunitaria que se esta experimentando actualmente.


Los defensores advierten que es solo cuestión de tiempo antes de que todas las guarderías y los entornos de cuidado infantil se vean obligados a cerrar.


Dicen que el personal en el entorno de cuidado infantil debe priorizar el lanzamiento de la vacuna para que las guarderías funcionen de manera segura.



FOTOGRAFÍA: FREEPIK

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL