• Eliana González

Ansiedad, frustración y pesimismo respecto a la tercera ola del COVID-19

La tercera ola de la pandemia ha sido dura para la salud mental y esto se ve reflejado en una nueva encuesta que sugiere que más habitantes de Ontario son pesimistas sobre el futuro, en comparación con principios de este año.


Los habitantes de Ontario se sienten pesimistas, frustrados y ansiosos con respecto a la tercera ola del COVID-19.
Los habitantes de Ontario se sienten pesimistas, frustrados y ansiosos con respecto a la tercera ola del COVID-19.

Una nueva encuesta de Maru sugiere que la tercera ola de la pandemia ha hecho que las personas regresen a un nivel superior de negatividad, no visto desde el pico de la segunda ola.


La encuesta dice que el 68 por ciento de los residentes piensa que las cosas seguirán empeorando antes de que empiecen a mejorar y el 63 por ciento dice que en general tiene un sentimiento negativo. Más de un tercio de los encuestados dice sentirse frustrado, ansioso y aburrido.


Si bien las emociones positivas han comenzado a regresar al sur de la frontera, con más de la mitad de los encuestados diciendo que ahora se sienten positivos, ese número permanece por debajo del 50 por ciento en Canadá.



Ontario ha experimentado una caída aún más pronunciada en el último mes; ya que la provincia ha regresado a una orden para quedarse en casa en toda la provincia. Solo el 37 por ciento de los habitantes de Ontario se sienten positivos en comparación con el 43 por ciento en Canadá.


Se preguntó a los encuestados cuándo esperaban sentirse cómodos nuevamente al reanudar determinadas actividades. Según las respuestas, se recopilaron datos que produjeron umbrales, incluido el momento en el que el 50 por ciento de las personas se sentirá bien al volver a hacer cosas específicas.


La mitad de los encuestados dijeron que piensan que estarían dispuestos a ver a un médico para una cita que no sea de emergencia o cortarse el cabello antes de finales de julio; pero, por otro lado, es hasta mayo de 2022 cuando la mitad de las personas dicen que creen que se sentirían cómodas subiendo a un avión sin usar una mascarilla.


El primer ministro Justin Trudeau, dijo el martes, que si bien se están logrando avances en todo el país con más canadienses que reciben vacunas, las medidas de salud pública no se aliviarán hasta que el conteo de casos de COVID-19 disminuya y hasta que la mayoría de las personas tengan al menos una dosis.


Una vez que eso suceda, Trudeau dijo que "podremos hablar sobre volver a la escuela, volver al trabajo y volver a la normalidad".


Casi el 40 por ciento de los canadienses se han vacunado hasta la fecha con al menos una dosis y los funcionarios del gobierno han dicho que al menos el 75 por ciento debe vacunarse para acercarse a la inmunidad colectiva contra el COVID-19.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

FOTOGRAFÍA: HEDGEHOG DIGITAL

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ

MÁS INFORMACIÓN LOCAL