Así es cómo la "contracción" enmascara el aumento en los precios

A medida que aumentan los precios de los productos básicos, las tarifas de envío se hacen más altas e incrementa la escasez de mano de obra; los costos para los fabricantes de alimentos se vuelven más altos y los expertos dicen que reducir la cantidad de alimentos en un paquete es una forma sutil de ajustar la inflación sin aumentar los precios.


Los fabricantes de alimentos están reduciendo constantemente el tamaño de los paquetes para compensar el aumento de los costos de los insumos y mantener los precios estables.
Los fabricantes de alimentos están reduciendo constantemente el tamaño de los paquetes para compensar el aumento de los costos de los insumos y mantener los precios estables.

Los fabricantes de alimentos están reduciendo constantemente el tamaño de los paquetes para compensar el aumento de los costos de los insumos y mantener los precios estables, una estrategia minorista conocida como "contracción".


"Los procesadores de alimentos tienden a verse muy afectados por los mayores costos de los insumos", dijo Sylvain Charlebois, director del Laboratorio de análisis agroalimentario de la Universidad de Dalhousie. "Quieren seguir siendo competitivos en un mercado inflacionario y, para ello, juegan con las cantidades en lugar de cobrar más por los productos".

La estrategia del paquete retráctil finalmente deja a los consumidores con menos dinero para todo, desde productos como galletas y papas fritas hasta el queso y el jugo de naranja.


Un paquete original de galletas Oreo, por ejemplo, se ha reducido en aproximadamente tres galletas a 270 gramos de 303 gramos, una reducción de aproximadamente el 10 por ciento en peso.


Un portavoz de Mondelēz Canada Inc., que fabrica la icónica marca de galletas, dijo que la compañía redujo el tamaño de algunos paquetes de Oreo a principios de este año.


"Es importante tener en cuenta que este cambio fue el resultado de varios factores, entre los que destaca el aumento significativo de los costos de los productos básicos, que han sido un desafío en la industria durante algún tiempo", dijo Noah Farber en un correo electrónico. "Trabajamos duro para asegurarnos de ofrecer una buena relación calidad-precio para nuestros consumidores; pero nunca comprometeremos el sabor o la calidad de Oreo, que es amado por millones de consumidores en todo el mundo".

Los consumidores también pueden notar menos papas fritas en una bolsa, galletas saladas en una caja o barras de granola en un paquete. Una bolsa de papas fritas Lay ahora pesa 165 gramos, menos de los 180 gramos anteriores, las barras de granola Quaker Chewy vienen con cinco barras en lugar de seis o 120 gramos en lugar de 156 gramos y el queso Armstrong pesa 600 gramos en lugar de 700 gramos, según los datos compilados por Charlebois.


Los productores de alimentos también han rediseñado las botellas de jugo de naranja para crear una burbuja de espacio hueca más grande en la parte inferior, lo que da a los consumidores la impresión de que la botella es del mismo tamaño; pero que, de hecho, reduce la cantidad de jugo, dijo.


En los envases de jugo de naranja Oasis, por ejemplo, ahora caben 1,5 litros en lugar de 1,65 litros, mientras que los envases de jugo Tropicana tienen 1,54 litros de jugo en lugar de 1,75 litros, dijo Charlebois.


“Es sutil porque alteran los paquetes o envases”, dijo. "Te da la ilusión de que en realidad estás comprando la misma cantidad por el mismo precio; pero no es así".

La táctica minorista de "encogimiento por inflación" o "contracción" irrita a los consumidores, con publicaciones recientes en las redes sociales que señalan que la estrategia de aumento de precios sigiloso es engañosa. Pero Charlebois dijo que el precio por 100 gramos o 100 mililitros se divulga a los consumidores en las tiendas de comestibles y que la reducción del tamaño de los paquetes podría tener un impacto positivo en el desperdicio de alimentos.


“Mi mayor preocupación con la contracción es cómo hacemos un seguimiento de las tasas de inflación de los alimentos en Canadá”, dijo, y señaló que podríamos estar subestimando la inflación de los alimentos si no se tienen en cuenta los tamaños de los paquetes que se reducen.

Statistics Canada dijo que su índice de precios al consumidor compara el costo de una canasta fija de bienes y servicios a lo largo del tiempo. La agencia federal dijo que sus especialistas en productos básicos pueden hacer un ajuste de cantidad que tenga en cuenta los cambios en el tamaño del paquete para garantizar que los aumentos de precios se reflejen en el IPC.



ARTÍCULO POR: BRETT BUNDALE

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

34 views0 comments