Así es como Pfizer y Moderna planean mitigar los temores sobre la nueva variante COVID-19

Pfizer-BioNTech y Moderna, potencias farmacéuticas que han ayudado a Canadá y a otros países a gestionar el coronavirus en rápida evolución, ahora tienen sus miras colectivas en una nueva variante: Ómicron.



Los refuerzos de ambas vacunas de ARNm fueron autorizados recientemente por Health Canada, lo que otorga a millones la oportunidad de adelantarse a Ómicron. Aunque se sabe poco sobre cómo la última variante afecta a la población general en comparación con Delta, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que aún no está claro si la variante Ómicron es más contagiosa que otras.


"Los datos preliminares sugieren que hay un aumento de las tasas de hospitalización en Sudáfrica; pero esto puede deberse al aumento del número total de personas infectadas, más que al resultado de una infección específica con Ómicron", dijo la OMS el viernes después de designarla como una "variante de preocupación".


"Actualmente no hay información que sugiera que los síntomas asociados con Ómicron sean diferentes de los de otras variantes. Las infecciones informadas inicialmente se produjeron entre estudiantes universitarios, personas más jóvenes que tienden a tener una enfermedad más leve; pero comprender el nivel de gravedad real de la variante Ómicron llevará días o quizás varias semanas".

Después de un período de baja transmisión en Sudáfrica, los nuevos casos comenzaron a aumentar rápidamente a mediados de noviembre. El país ahora está viendo cerca de 3.000 nuevas infecciones confirmadas por día.


La OMS dijo que actualmente está trabajando con socios técnicos "para comprender el impacto potencial de esta variante con nuestras contramedidas existentes, incluidas las vacunas". Sin embargo, la ambigüedad sobre sí la fórmula de ARNm de Pfizer-BioNTech y Moderna puede proteger de manera segura contra enfermedades graves permanece ,en gran parte, en el aire.


El martes, el fundador de Pfizer, Ugur Sahin, dijo al Wall Street Journal en una entrevista exclusiva que si bien la nueva variante podría propagarse más rápidamente, la vacuna de ARNm tenía más probabilidades de proteger contra enfermedades críticas.



Hace dos semanas, la Administración Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA) amplió la autorización de uso de emergencia de una dosis de refuerzo de la vacuna Pfizer-BioNTech para incluir a personas de 18 años o más.


A medida que más funcionarios de salud intentan calmar los temores, insistiendo en que las vacunas siguen siendo la mejor defensa, la OMS dijo que el mundo debe redoblar sus esfuerzos para que las vacunas lleguen a todas las partes del mundo.


Por otro lado, Moderna es menos optimista sobre el que su fórmula actual de ARNm tenga éxito en ofrecer protección contra Ómicron.


Los mercados mundiales continúan oscilando en cada noticia médica, ya sea de manera preocupante o tranquilizadora. Las acciones cayeron en Wall Street en la mañana después de que el director ejecutivo de Moderna expresó su preocupación por la efectividad de las vacunas contra Ómicron.


El cofundador de Moderna, Noubar Afeyan, admitió que le preocupa la cantidad de mutaciones de la nueva variante y el riesgo que representa.


Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna, las mutaciones podrían significar modificar su vacuna de ARNm.


En un comunicado de prensa publicado el viernes, Moderna dijo que está “trabajando rápidamente para probar la capacidad de la dosis de vacuna actual para neutralizar la variante Ómicron”, y agregó que se esperan datos en las próximas semanas.


“Desde principios de 2021, Moderna ha avanzado en una estrategia integral para anticipar nuevas variantes de preocupación”, dijo la compañía farmacéutica. “Esta estrategia incluye tres niveles de respuesta en caso de que la dosis de refuerzo de 50 µg, actualmente autorizada de ARNm-1273, resulte insuficiente para aumentar la inmunidad menguante contra la variante Ómicron”.

Como parte de esa medida, Bancel calificó la respuesta de Moderna como "imperativa" a medida que el virus evoluciona.


"Las mutaciones en la variante Ómicron son preocupantes y durante varios días nos hemos movido lo más rápido posible para ejecutar nuestra estrategia para abordar esta nueva cepa", dijo Bancel. “Tenemos tres líneas de defensa que están avanzando en paralelo: ya hemos evaluado un refuerzo de dosis más alta de mRNA-1273 (100 µg), segundo, ya estamos estudiando dos candidatos de refuerzo multivalente como anticipos a mutaciones como las que han surgido en la variante de Ómicron, se esperan datos en las próximas semanas, y en tercer lugar, estamos avanzando rápidamente en un candidato de refuerzo específico contra la variante Ómicron ".

La OMS dijo que se evaluarán otros tratamientos, incluida la vacuna de refuerzo de Pfizer, para ver si siguen siendo tan efectivos dados los cambios en ciertas partes del virus en la variante Ómicron. Por su parte, Pfizer-BioNTech dijo que su ensayo de refuerzo de fase 3 continúa evaluando la eficacia y seguridad de una dosis de refuerzo de 30 µg en más de 10.000 personas de 16 años o más en los EE. UU., Brasil y Sudáfrica.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL COVID-19

42 views0 comments