Así fue el emotivo mensaje navideño anual de la Reina Isabel II

La reina Isabel II, en su mensaje del día de Navidad, compartió el dolor que sintió después de la muerte de su esposo mientras alentaba a la gente de todo el mundo a celebrar con amigos y familiares, a pesar del dolor causado por una pandemia que ahora se extiende un por segundo año consecutivo.


La reina Isabel II da un emotivo discurso en su primer mensaje navideño desde la pérdida de su esposo, el príncipe Felipe, este año.
La reina Isabel II da un emotivo discurso en su primer mensaje navideño desde la pérdida de su esposo, el príncipe Felipe, este año.

Al decir que entendía la dificultad de pasar la temporada navideña "sin una risa familiar", la monarca pronunció su discurso junto a una fotografía enmarcada junto al príncipe Felipe, quien murió en abril a los 99 años. En su hombro derecho tenía el mismo broche de zafiro y crisantemo que usó en la foto, un broche de declaración brillante que también usó cuando era recién casada.


“Aunque es una época de gran felicidad y buen ánimo para muchos, la Navidad puede ser difícil para quienes han perdido a sus seres queridos”, dijo la reina en el mensaje pregrabado transmitido cuando muchas familias británicas disfrutaban de su tradicional cena navideña. “Este año, especialmente, entiendo el por qué”.

Esta temporada festiva es la primera desde que la monarca se despidió de su esposo luego de más de 70 años de un servicio en la Capilla de San Jorge en el Castillo de Windsor. Las restricciones de coronavirus vigentes en este momento implicaron que la reina se sentará sola, un recordatorio conmovedor de cómo pasaría su vida en el futuro.


A pesar de su propia pérdida, la reina dijo que su familia era una “fuente de gran felicidad y señaló que había dado la bienvenida a cuatro bisnietos este año.


“Si bien el COVID-19 nuevamente significa que no podemos celebrar como hubiéramos deseado, aún podemos disfrutar de las muchas tradiciones felices, ya sea del canto de villancicos, siempre que la melodía sea bien conocida, decorar el árbol, dar y recibir regalos o ver una película que amamos y de la que ya conocemos el final”, dijo. "No es de extrañar que las familias a menudo atesoren sus rutinas navideñas".

A medida que la variante del coronavirus Ómicron, altamente transmisible, se propaga rápidamente por el Reino Unido, la reina de 95 años decidió no pasar la Navidad en Sandringham, la propiedad real en el este de Inglaterra, donde tradicionalmente pasa la temporada festiva con la familia. El palacio dijo que la reina pasaría las vacaciones en el Castillo de Windsor, al oeste de Londres, donde ha permanecido durante la mayor parte de la pandemia.


A ella se unirán algunos miembros de su familia, incluido el príncipe Carlos y su esposa, la duquesa de Cornualles.


El mensaje anual de Navidad a la gente del Reino Unido y la Commonwealth marca el final de un año ajetreado y, a veces, difícil para la reina.


Philip murió en abril, apenas dos meses antes de cumplir 100 años, después de pasar semanas en el hospital. El Palacio de Buckingham anunció esta semana que había aceptado organizar un servicio de acción de gracias por su vida en la primavera.


La monarca ha tenido sus propios problemas de salud, reduciendo los viajes y el trabajo desde que pasó una noche en el hospital en octubre y sus médicos le dijeron que descansara. Desde entonces, ha realizado tareas ligeras que incluyen audiencias virtuales con diplomáticos y conversaciones semanales con el primer ministro.


En junio, hizo una aparición en la cumbre del Grupo de los Siete en Cornualles y en noviembre pronunció un discurso grabado en las conversaciones sobre el clima de la ONU en Glasgow.


Al cerrar su mensaje de Navidad, la reina señaló que la festividad a menudo se considera una época para los niños. Pero, dijo, esto es "solo la mitad de la historia".


“Quizás sea más cierto decir que la Navidad puede hablarle al niño que todos llevamos dentro. Los adultos, cuando están abrumados por las preocupaciones, a veces no ven la alegría en las cosas simples donde los niños la ven. Y para mí y mi familia, incluso con una sonrisa familiar que falta este año, habrá alegría en la Navidad".



ARTÍCULO POR: DANICA KIRKA

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

27 views0 comments