Así responderá Toronto frente a la amenaza de la variante Ómicron

No se espera que el pico de Ómicron llegue hasta dentro de cuatro a seis semanas y probablemente conducirá a una escasez generalizada de personal en la ciudad, según funcionarios de Toronto.


No se espera que el pico de Ómicron llegue hasta dentro de cuatro a seis semanas y probablemente conducirá a una escasez generalizada de personal en la ciudad.
No se espera que el pico de Ómicron llegue hasta dentro de cuatro a seis semanas y probablemente conducirá a una escasez generalizada de personal en la ciudad.

El alcalde de Toronto, John Tory, y la directora médica, la Dra. Eileen de Villa, realizaron su primera actualización de COVID-19 de 2022 y advirtieron que lo peor de la variante aún no ha afectado a la ciudad y que la cantidad de personal de primera línea afectado solo empeorará día tras día.


“Esta variante es particularmente problemática porque se propaga rápidamente”, dijo el alcalde John Tory. "Es muy contagiosa".

De Villa dijo que la variante no alcanzará su punto máximo durante al menos cuatro semanas y eso tendrá un impacto en la forma en que se ejecutan ciertos servicios en la ciudad.


“Un gran número de casos y una enfermedad generalizada pueden llevar a niveles récord de personas sin trabajar debido a enfermedades”, dijo De Villa. "Lo que también pone en riesgo los servicios esenciales de los que dependen los habitantes de Toronto todos los días, como los paramédicos, el tratamiento de incendios y de agua".

La ciudad se está preparando para el peor de los casos en el que hasta el 60 por ciento de su personal de primera línea estaría aislado debido a la exposición al COVID-19.


En respuesta a ese pronóstico, se ha establecido un grupo de 1.000 trabajadores que pueden ser reasignados de otros departamentos si es necesario. Se llamaría al personal de este grupo para ayudar con las clínicas de vacunación, los refugios y los hogares de cuidados a largo plazo administrados por la ciudad.


La ciudad reactivó su Centro de Operaciones de Emergencia en diciembre para ayudar a lidiar con las ausencias no planificadas. También restableció el grupo de trabajo de continuidad del negocio y el grupo de trabajo de gestión de PPE que se lanzaron al inicio de la pandemia.


“Los servicios de emergencia de Toronto continuarán respondiendo a las llamadas de emergencia sin interrupciones y las operaciones críticas continuarán para que salga agua potable de su grifo, se despeje la nieve y se recoja la basura”, dijo Tory.

La ciudad dijo que los tiempos de respuesta para llamadas de baja prioridad podrían aumentar desde los niveles previos a la pandemia; pero que los servicios de emergencia de la ciudad están desplegando recursos para garantizar que los residentes permanezcan seguros.


La semana pasada, la ciudad anunció que estaba implementando temporalmente cambios en el modelo de respuesta de Toronto que harán que el personal de primera línea de Toronto Fire responda a "llamadas adicionales donde no hay una indicación clara de un paciente o lesión identificada durante el proceso de atención de llamadas". Si posteriormente se identifica a un paciente, los servicios de bomberos llamarán a los paramédicos.


"Mi enfoque y el enfoque de todo el gobierno de la ciudad de Toronto es continuar implementando medidas proactivas para proteger la salud y la seguridad de los residentes, las empresas y el personal".

La Biblioteca Pública de Toronto ya está experimentando una escasez significativa de personal y está cerrando temporalmente 44 sucursales, a partir del 10 de enero. Por otro lado, el zoológico de Toronto anunció que cerrará el miércoles hasta al menos el 27 de enero.


Tory reiteró el martes que la mejor defensa contra la variante de Ómicron, altamente transmisible, es vacunarse, diciendo que tres dosis son mejores que dos.


En diciembre, la ciudad aumentó su capacidad de vacunación y administró más de 650.000 dosis a adultos y otras 100.000 dosis a niños de entre cinco y 11 años. La ciudad dijo que el 37 por ciento de los residentes ya ha recibido su dosis de refuerzo.


Debido a nuevas restricciones provinciales propuestas por el gobierno de Ford, la ciudad también cerrará todas sus instalaciones de recreación y entretenimiento bajo techo a partir de la medianoche.


La provincia anunció que estaban volviendo a un Paso 2 modificado de su hoja de ruta COVID-19, el cual prohíbe las comidas en interiores y cierra los gimnasios, atracciones y lugares de entretenimiento bajo techo.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

113 views0 comments