• Eliana González

Así se evitarán las multitudes en el TTC

La comisión de tránsito ha propuesto una serie de medidas destinadas a prevenir la propagación de COVID-19 una vez que las cosas vuelvan a la normalidad.



Un informe ante la Junta del TTC sugiere que el "hacinamiento" es la principal preocupación entre los pasajeros que desconfían sobre volver a saltar al cohete rojo una vez se levanten las restricciones por la pandemia en Ontario.


En este sentido, esto no ha cambiado mucho desde mediados de marzo, cuando se declaró el estado de emergencia y gran parte de Toronto generó diferentes tipos de cierres: el hacinamiento ha sido durante mucho tiempo una preocupación entre los usuarios de TTC por razones relacionadas con la seguridad.


Ahora, con la amenaza de un virus altamente contagioso que aún se cierne sobre la ciudad y la idea de que la gente se aglomere en el transporte público durante la hora pico, el hacinamiento es más preocupante que nunca.


La comisión de tránsito ha propuesto una serie de medidas destinadas a prevenir la propagación de COVID-19 una vez que las cosas vuelvan a la normalidad, algunas de las cuales se han estado implementando en los últimos tres meses: uso de barreras entre los conductores y pasajeros, letreros que bloquean los asientos , cambios del nivel de servicio y una política de embarque solo en la puerta trasera , entre otras cosas.


Sin embargo, el hacinamiento es el factor más difícil de tratar; pues a pesar de la desinfección mejorada de los vehículos, las multitudes, que se esperan regresen pronto; aún son un tema de discusión en la compañía.



En primer lugar, el TTC modificará la cantidad de pasajeros permitidos en cualquier vehículo en función de de la demanda de pasajeros y las recomendaciones de salud pública vigentes en el momento.


A medida que la cantidad de pasajeros aumenta hacia el 50 por ciento de los niveles previos a la pandemia, el TTC aumentará la capacidad del sistema de tránsito al permitir que haya más clientes por vehículo y aumentar las horas de servicio del personal del 85 por ciento al 100 por ciento de los niveles previos a la pandemia.


"Con el fin de prepararse para un mayor volumen de clientes en las estaciones a medida que las empresas vuelven a abrir y aumenta la cantidad de pasajeros, el TTC está monitoreando activamente el rendimiento de los clientes y ha desarrollado planes de acción mejorados en eventos de emergencia y demora, lo que puede resultar en hacinamiento", dijo la comisión de transito en su informe de reinicio y recuperación.


"Las acciones de respuesta serán específicas según el incidente y pueden incluir limitar el acceso a áreas potenciales que pueden experimentar hacinamiento y dirigir y / o restringir la entrada de clientes a las estaciones, lo que permite un mayor distanciamiento físico".

Queda por ver si algo de esto realmente funcionará o no, pero esto es lo que el TTC planea hacer, específicamente, para evitar el hacinamiento en autobuses, tranvías y trenes subterráneos:

  • Agregar calcomanías de piso para alentar el distanciamiento físico sí es posible.

  • Ubicar calcomanías de piso en las estaciones clave para "reforzar el movimiento en dirección unidireccional en las filas de ingreso y salida.

  • Adicionar "puntos espaciados en el piso" en los ascensores de estación propiedad de TTC a mediados de junio

  • Implementar "guías direccionales unidireccionales para el movimiento del cliente a través de filas en estaciones de alto tráfico" en forma de indicadores y letreros iluminados

  • Restringir el acceso de los usuarios a los vehículos y estaciones cuando ocurran emergencias o eventos no planificados configurando las puertas de entrada en el modo de "solo salida" y apagando las escaleras mecánicas

  • No permitir que los clientes esperen en las plataformas del metro en casos de hacinamiento a causa de una emergencia

  • Dirigir a los clientes a abandonar las estaciones de metro o autobús en caso de hacinamiento de emergencia

  • Permitir que los autobuses de enlace sean abordados solo fuera de las estaciones, en la calle, para "permitir un mayor distanciamiento físico" entre los pasajeros

  • Implementar trenes adicionales "corre según las instrucciones" en las líneas 1 y 2 durante los períodos pico de servicio

  • Aumentar la presencia de los empleados de TTC en "estaciones clave" con aproximadamente 100 embajadores temporales de COVID-19 que ayudarán y dirigirán a los usuarios, gestionarán el movimiento y el rendimiento en las estaciones, y ayudarán con "eventos e incidentes no planificados según las indicaciones".

Además de estas medidas, el personal de TTC continuará trabajando con el personal de la Ciudad de Toronto para hacer que moverse por la ciudad sea más fácil y seguro para todos.


"Esto incluye proporcionar información al personal de la Ciudad sobre las necesidades operativas del TTC", afirma el informe, "para garantizar que los cambios realizados en las carreteras, como el programa de calles tranquilas y el programa de carriles para bicicletas, estén diseñados para que los autobuses de TTC y los tranvías pueden continuar operando eficazmente para trasladar a los clientes en tránsito ".
568 views0 comments