Así será la segunda fase de vacunación en Ontario

Ontario planea administrar la vacuna COVID-19 en todos los hogares de ancianos y hogares de ancianos de alto riesgo para el 15 de febrero y comenzará la entrega masiva a grupos selectos de personas en abril.



Como parte de la Fase 2 , Ford y el general Hillier dijeron que una vez que la provincia obtenga suficientes vacunas, el tratamiento se administrará a los trabajadores de la salud, así como a los residentes en hogares de cuidados a largo plazo y hogares de ancianos, entre otros.



La provincia se está enfocando actualmente en vacunar a los trabajadores de la salud y a los que se encuentran en centros de atención a largo plazo, pero dice que las personas mayores de 80 años serán el primer grupo prioritario en recibir la vacuna cuando Ontario entre en la segunda fase de su lanzamiento de vacunas en abril.


En la primavera y de abril a junio, los funcionarios proyectan asegurar y distribuir aproximadamente 15 millones de dosis del tratamiento de Pfizer y Moderna. De ese recuento, alrededor de 4,5 millones se administrarán a trabajadores esenciales y al grupo demográfico de edad antes mencionado por encima de los 80 años.


Aproximadamente 500.000 personas de alto riesgo, seguidas de 4 millones de personas de entre 16 y 60 años de edad, serán vacunadas, si así lo desean, de acuerdo con este plan.


Ontario ha administrado más de 144.000 dosis de la vacuna COVID-19 hasta el miércoles.


Esto incluye a más de 45,000 trabajadores de la salud en LTC y hogares de ancianos, más de 77,000 trabajadores de la salud y más de 13,000 residentes de LTC y hogares de ancianos.


Otros 20.000 empleados de residencias de ancianos, residentes y cuidadores esenciales han recibido las vacunas Moderna, confirmó la provincia.


El plan se basa en un compromiso anterior de administrar la vacuna COVID-19 a los centros de atención a largo plazo en los puntos críticos para el 21 de enero.



Ontario entrará en la Fase 3, prevista para agosto, cuando las vacunas estén disponibles para todos los residentes provinciales que deseen recibir tratamiento.

El gobierno dice que ahora puede trasladar la vacuna Pfizer-BioNTech de manera segura a los centros de atención a largo plazo, lo que le ha permitido acelerar las inmunizaciones en los hogares de ancianos.


Las vacunas Pfizer-BioNTech y Moderna requieren una segunda dosis, ya sea 21 o 28 días después de la primera inyección.


Los hogares de cuidados a largo plazo se han visto muy afectados durante la pandemia, con 3.063 residentes muriendo de COVID-19 desde marzo.


También dice que unas 8.000 personas han recibido las dos dosis de la vacuna necesarias para la inmunización completa.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

FOTOGRAFÍA: NATHAN DENETTE

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL