• Eliana González

AstraZeneca puede haber usado "información desactualizada" en su ensayo de la vacuna COVID-19

Después de que AstraZeneca anunciara datos de ensayos avanzados el lunes que mostraban que su vacuna COVID-19 tenía una efectividad del 79 por ciento, los funcionarios de salud federales de EE. UU. ahora dicen que los resultados del ensayo pueden haber utilizado "información obsoleta".


AstraZeneca puede haber usado "información desactualizada" en su ensayo de la vacuna COVID-19.
AstraZeneca puede haber usado "información desactualizada" en su ensayo de la vacuna COVID-19.

La Junta de Monitoreo de Datos y Seguridad emitió una declaración el martes por la mañana en la que decía que le preocupaba que la información incluida en la prueba pudiera dar una imagen inexacta de cuán efectiva es realmente la vacuna.


La farmacéutica ha emitido un comunicado diciendo que las cifras publicadas el lunes provienen de un análisis intermedio con un corte de datos del 17 de febrero. Dijo que ahora está completando la validación del análisis estadístico y planea publicar más datos en las próximas 48 horas.


Los datos publicados el lunes mostraron que la inyección proporcionó una fuerte protección entre todos los adultos y fue 100 por ciento efectiva para prevenir enfermedades graves y la muerte.


Esta semana en Ontario, ciertas farmacias y médicos de familia en algunas regiones podrán administrar la vacuna Oxford-AstraZeneca a cualquier persona de 60 años o más. Las farmacias del programa piloto están en Toronto, Windsor y Kingston y eventualmente se expandirán a más de 700 farmacias en toda la provincia.


La ministra de Salud de Ontario, Christine Elliott, dijo que estaría dispuesta a tomar la vacuna de AstraZeneca frente a las cámaras para alentar a otros a vacunarse.


Elliott dijo que la vacilación en torno a la vacuna es desafortunada.


“Es segura, funciona, previene las hospitalizaciones y salva la vida de las personas”, dijo el lunes.

Los informes de coágulos de sangre entre los receptores en Europa habían provocado preocupaciones; pero la Agencia Europea de Medicamentos ha concluido desde entonces que la vacuna no aumentó el riesgo general de coágulos y no encontró un mayor riesgo entre las más de 20.000 personas que recibieron al menos una dosis.


La vacuna es la tercera de cuatro aprobadas para su uso en Canadá y aún no ha sido aprobada en los Estados Unidos.


AstraZeneca planea presentar una solicitud ante la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) en las próximas semanas y los asesores externos de la agencia debatirán la evidencia. Después de una revisión exhaustiva, la FDA y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades determinarán la autorización y las pautas para el uso de la vacuna en los EE. UU.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

FOTOGRAFÍA: FREEPIK

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL COVID-19