AstraZeneca solicita autorización de tratamiento COVID-19 con anticuerpos

AstraZeneca, el fabricante de medicamentos que desarrolló una de las primeras vacunas contra el COVID-19, solicitó a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de los EE. UU. que autorice el uso de emergencia de un tratamiento de anticuerpos único en su tipo para prevenir la enfermedad.


AstraZeneca solicita a la FDA que autorice su tratamiento COVID-19 con anticuerpos.
AstraZeneca solicita a la FDA que autorice su tratamiento COVID-19 con anticuerpos.

La compañía anglo-sueca dijo el martes que el tratamiento, conocido como AZD7442, sería la primera combinación de anticuerpos de acción prolongada en recibir una autorización de emergencia para la prevención del COVID-19. En caso de ser autorizado, probablemente se limitará a personas con sistemas inmunitarios comprometidos que no reciben la protección suficiente de la vacunación.


“En primer lugar, queremos proteger a las poblaciones vulnerables que no han sido protegidas adecuadamente por la vacuna”, dijo Menelas Pangaloa, jefe de investigación y desarrollo de AstraZeneca. "Pero, en última instancia, dependerá de las autoridades sanitarias determinar a quién se destinará este producto".

Pangaloa dijo que la fórmula de acción prolongada de la compañía está diseñada para aumentar la inmunidad hasta por un año, en comparación con los medicamentos existentes que ofrecen solo uno o dos meses de protección.


La FDA ha autorizado otros tres medicamentos de anticuerpos, incluidos dos que se pueden administrar después de una posible exposición al COVID-19 para prevenir los síntomas. En cambio, el tratamiento de AstraZeneca se administraría como medida preventiva en personas que tienen una mayor vulnerabilidad al virus.


La FDA ha enfatizado que los medicamentos con anticuerpos no sustituyen a la vacuna, que es la forma más eficaz y duradera de protección contra los virus. Los fármacos con anticuerpos también son costosos de producir, requieren ser aplicados vía intravenosa y deben ser administrados por trabajadores de la salud.


Los ensayos en humanos en las últimas etapas mostraron que el fármaco de anticuerpos de AstraZeneca redujo el riesgo de desarrollar COVID-19 sintomático en un 77%. Más de las tres cuartas partes de los participantes tenían el sistema inmunológico debilitado debido al cáncer, el lupus y otras afecciones que los hacían más susceptibles a enfermedades graves.


Pangalos dijo que el medicamento de la compañía proporcionará "una opción adicional para ayudar a proteger a las personas contra COVID-19 junto con las vacunas". La compañía también buscará autorización regulatoria en Europa y otras regiones del mundo.


Estos medicamentos son versiones fabricadas en laboratorio de anticuerpos bloqueadores de virus que ayudan a combatir las infecciones. Los tratamientos ayudan al paciente al recibir dosis concentradas de uno o dos anticuerpos.


La demanda estadounidense de los tratamientos se disparó durante el verano, particularmente en estados como Florida, Louisiana y Texas, donde los pacientes no vacunados amenazaban con abrumar a los hospitales.


Los principales tratamientos con anticuerpos que se utilizan en los EE. UU. son de Regeneron y Eli Lilly & Co. El gobierno de EE. UU. ha comprado grandes cantidades de ambos medicamentos y supervisa su distribución a sus estados.


AstraZeneca dijo que está en negociaciones de compra con Estados Unidos y otros gobiernos de todo el mundo. Si se autoriza, Pangalos dijo que la compañía es capaz de producir millones de dosis del medicamento.



ARTÍCULO POR: DANICA KISKA Y MATTHEW PERRONE

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

35 views0 comments