Aumenta la gravedad de los cánceres infantiles por los retrasos en el diagnóstico

Un oncólogo pediátrico ha dado alarma sobre el aumento de la gravedad de los cánceres infantiles que está viendo debido a los retrasos en el diagnóstico desde el inicio de la pandemia del COVID-19.


Aumenta la gravedad de los cánceres infantiles por los retrasos en el diagnóstico durante la pandemia.
Aumenta la gravedad de los cánceres infantiles por los retrasos en el diagnóstico durante la pandemia.

La Dr. Sheila Singh junto con el McMaster Children's Hospital dijeron que en el último año, su unidad ha experimentado un gran aumento en los diagnósticos avanzados de cáncer en niños.


“Yo diría que en casi todos los casos los cánceres han estado más avanzados que en un año normal sin COVID-19”, dijo el Dr. Singh. “En mi entrenamiento o en mis 15 años de práctica, literalmente nunca había visto un cáncer tan extendido o tan avanzado y realmente se debe a los retrasos en el diagnóstico".

El Dr. Singh dijo que el y sus colegas anticiparon este aumento el año pasado cuando sus unidades de cáncer parecían casi vacías, llamándolas "ciudades fantasma".


“Cuando ves el hospital así de vacío, lo que reconoces es que no hay una disminución en la incidencia de ninguna enfermedad, ni de cáncer de cerebro, ni de diabetes, ni de leucemia ni de ningún otro diagnóstico. Lo único que significa es que puede aparecer un grupo el doble de grande más adelante”, comentó el Dr. Singh. "Esa es una señal de advertencia para nosotros de que deberíamos anticipar muchas más enfermedades y peores casos en el futuro".


Las citas médicas virtuales y el miedo al COVID-19 han provocado un retraso en el diagnóstico de tumores cerebrales específicamente, una enfermedad que ya es difícil de diagnosticar en los niños, según el Dr. Singh.


Dijo que uno de los síntomas más comunes de un tumor cerebral en un niño es el vómito, por lo que a menudo se les diagnostica con gripe en repetidas ocasiones.


El Dr. Singh dijo que generalmente es a través de padres muy persistentes, que insisten en realizar más pruebas, como una resonancia magnética o una tomografía computarizada del cerebro, que finalmente logra diagnosticar un tumor cerebral.


“Incluso antes del COVID-19, el proceso de diagnóstico de un tumor cerebral nunca se da en una sola visita al médico. Ahora, con la pandemia del COVID-19 en curso, la gente tiene miedo de ir a la sala de emergencias y los vómitos en un niño pueden ser ignorados. Además, al recibir el diagnostico de que no parece COVID-19, la gente simplemente prefiere esperar a que los síntomas pasen”, explicó el Dr. Singh.

También agregó que una visita virtual al médico puede causar una falsa sensación de tranquilidad, porque los médicos no pueden realizar un examen adecuado o detectar sutilezas que podrían contribuir nuevamente a retrasar el diagnóstico.


“Podría tratarse de una brecha de solo seis meses entre un tumor que es curable y tratable quirúrgicamente, versus un tumor que ya no es tratable. Y por eso, con el cáncer, a menudo es una carrera contra el tiempo para llegar a el diagnóstico".

Ontario Health dijo que también han documentado una disminución en la cantidad de diagnósticos de cáncer desde el comienzo de la pandemia. Durante los primeros tres meses, de marzo de 2020 a mayo de 2020, las pruebas de detección de cáncer de rutina se aplazaron temporalmente.

Como resultado, hubo un 25 por ciento menos de diagnósticos entre marzo y agosto de ese año.


Actualmente, las pruebas de detección del cáncer han vuelto, en su mayoría, a niveles prepandémicos; pero todavía hay un 10 por ciento menos de diagnósticos en comparación con los tiempos antes de la pandemia.


El Dr. Singh dijo que le gustaría ver una revisión completa del impacto que tuvieron las restricciones de COVID-19 en otras enfermedades en los últimos 18 meses. "Realmente espero que examinemos adecuadamente el daño colateral que ha ocurrido para que podamos evitarlo en el futuro". Y dijo que el mensaje número uno que tiene para las familias es que no tengan miedo de ir al hospital.


“Si su hijo tiene síntomas nuevos e imprevistos, no se conforme con una visita virtual y una falsa tranquilidad. Asegúrese de ser atendido en persona por un médico o un proveedor de atención médica para diagnosticar real y correctamente a su hijo".

El Grupo de Oncología Pediátrica de Ontario (POGO), que es el asesor del Ministerio de Salud sobre el control y el tratamiento del cáncer infantil, dijo que actualmente no hay evidencia de un aumento sistemático en el diagnóstico de cáncer en general o de etapas avanzadas del cáncer entre los niños de Ontario.


Sin embargo, actualmente están trabajando para el programa Cáncer en los jóvenes de la Agencia de Salud Pública de Canadá para analizar este problema. Se esperan resultados sobre la primera y segunda ola de la pandemia y cómo ha afectado los diagnósticos en las próximas semanas.



ARTÍCULO POR: SHAUNA HUNT Y MEREDITH BOND

FOTOGRAFÍA: TWITTER / @CITYOFTORONTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

34 views0 comments