Avances en la reapertura de Quebec y Alberta

Las tiendas no esenciales, los salones de cuidado personal y los museos de Quebec podrán reabrir el lunes a medida que la provincia alivie algunas de las restricciones impuestas para controlar la propagación del COVID-19.


El premier de Alberta, Jason Kenney, y el premier de Quebec, Francois Legault, salen de una conferencia de prensa en Ottawa el viernes 18 de septiembre de 2020.
El premier de Alberta, Jason Kenney, y el premier de Quebec, Francois Legault, salen de una conferencia de prensa en Ottawa el viernes 18 de septiembre de 2020.

La provincia también está permitiendo que las universidades y los colegios universitarios comiencen a reabrir gradualmente sus campus para permitir que los estudiantes asistan a clases y actividades en persona algunas veces al mes.


Pero aunque la cantidad de casos de COVID-19 y hospitalizaciones ha disminuido en las últimas semanas, el gobierno dice que aún es demasiado pronto para eliminar medidas como un toque de queda nocturno.


Seis de las regiones menos pobladas de la provincia se están moviendo al nivel más bajo de alerta naranja, lo que permite a sus residentes comer dentro de los comedores de los restaurantes, hacer ejercicio en los gimnasios y permanecer fuera hasta las 9:30 p.m., en lugar de las 8 p.m., como en el resto de la provincia.


Quebec también está permitiendo que personas de toda la provincia participen en actividades al aire libre con personas fuera de sus hogares.


Los residentes podrán reunirse afuera con hasta tres personas de otros hogares, mientras que en las zonas naranjas, el límite se incrementará a ocho.

Las reuniones en interiores todavía están prohibidas y los bares permanecen cerrados. El gobierno también está ordenando a cualquiera que pueda trabajar desde casa que lo haga.


Los restaurantes de las zonas naranjas solo tendrán capacidad para dos adultos y sus hijos en cada mesa, y las reservas serán obligatorias para facilitar la localización de contactos y evitar que personas de fuera de la región los visiten.


Por otro lado, los restaurantes de Alberta pueden reabrir hoy para cenas en persona como parte del plan de cuatro pasos de la provincia para reabrir la economía.


Los restaurantes habían estado cerrados a las comidas en persona después de que un resurgimiento de COVID-19 a fines del año pasado provocó un aumento en el número de casos.


El premier Jason Kenney dice que la reducción de casos ha hecho posible aliviar algunas restricciones, pero también ha criticado a algunos restaurantes por ignorar las órdenes de salud pública al abrir sus puertas prematuramente.


El entrenamiento físico también se puede reanudar hoy, pero solo para entrenamientos individuales; no se permiten entrenamientos individuales sin un entrenador.


Las actividades deportivas y relacionadas con el entretenimiento pueden reanudarse en las escuelas, y la provincia también dijo durante el fin de semana que los jóvenes podrán participar en lecciones y prácticas de deportes menores y atletismo en equipo, aunque los juegos aún están prohibidos.


Las reuniones en interiores todavía están prohibidas y las reuniones al aire libre tienen un límite de 10.


El plan ha sido criticado por algunos como demasiado arriesgado dado que hay más de 500 habitantes de Alberta todavía en el hospital con COVID-19 y más de 60 casos de dos cepas variantes del virus.


Las dos variantes, originarias del Reino Unido y Sudáfrica, son exponencialmente más contagiosas que la cepa original y, si no se controlan, podrían inundar rápidamente los hospitales.



FOTOGRAFÍA: SEAN KILPATRICK EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

29 views0 comments