Biden acepta reunirse con Putin si se detiene el ataque a Ucrania

Updated: Feb 21

Rusia rescindió el domingo las promesas anteriores de retirar a decenas de miles de sus tropas de la frontera norte de Ucrania, una medida que, según los líderes estadounidenses, pone a Rusia un paso más cerca de lo que dijeron que es una invasión planificada de Ucrania. Por su parte, los residentes de la capital de Ucrania llenaron una catedral con cúpula dorada para rezar por la paz.

Una mujer sostiene un rifle de asalto Kalashnikov durante un entrenamiento de miembros de un grupo de extrema derecha ucraniano, en Kiev, Ucrania, el domingo 20 de febrero de 2022.
Una mujer sostiene un rifle de asalto Kalashnikov durante un entrenamiento de miembros de un grupo de extrema derecha ucraniano, en Kiev, Ucrania, el domingo 20 de febrero de 2022.

La acción de Rusia amplía lo que dijo que eran ejercicios militares, originalmente programados para finalizar el día domingo, que llevaron a unas 30.000 fuerzas rusas a Bielorrusia, el vecino del norte de Ucrania. Actualmente, hay al menos 150.000 soldados rusos desplegados fuera de las fronteras de Ucrania, junto con tanques, aviones de guerra, artillería y material de guerra variado.


El continuo despliegue de las fuerzas rusas en Bielorrusia generó preocupación de que Rusia pudiera enviar esas tropas para barrer la capital ucraniana, Kiev, una ciudad de unos 3 millones de habitantes a menos de tres horas en auto.


En lo que pareció ser una táctica diplomática de última hora negociada con la ayuda del presidente francés Emmanuel Macron, la Casa Blanca dijo que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, acordó "en principio" reunirse con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, siempre y cuando se abstenga de lanzar un ataque que los funcionarios estadounidenses advierten parece cada vez más probable.


La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo que la administración ha dejado claro que “estamos comprometidos en usar la diplomacia hasta el momento en que comience una invasión”. El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, y el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, se reunirán el jueves en Europa, siempre y cuando Rusia no envíe sus tropas a Ucrania previamente.


“Siempre estamos listos para la diplomacia. También estamos listos para imponer consecuencias rápidas y severas si Rusia elige la guerra”, dijo Psaki en un comunicado. “Pero actualmente, Rusia parece continuar con los preparativos para un ataque a gran escala contra Ucrania muy pronto”.

En Kiev, la vida aparentemente continuó como de costumbre para muchos en un domingo de invierno templado, con almuerzos y servicios religiosos, antes de lo que Biden dijo a fines de la semana pasada que era un ataque ruso inminente.


Un funcionario estadounidense dijo el domingo que la afirmación de Biden de que Putin tomó la decisión de llevar las fuerzas rusas a Ucrania se basó en información de inteligencia de que los comandantes rusos de primera línea recibieron órdenes de comenzar los preparativos finales para un ataque. El funcionario habló bajo condición de anonimato para describir la situación de carácter sensible.


Estados Unidos y muchos países europeos han acusado durante semanas que Putin ha reunido las fuerzas que necesita para invadir Ucrania, una democracia que mira hacia el oeste que ha tratado de salir de la órbita de Rusia, y que ahora está tratando de crear pretextos para invadir.


Las naciones occidentales han amenazado con sanciones masivas si Putin decide invadir.


Los funcionarios estadounidenses defendieron el domingo su decisión de posponer los castigos financieros planeados para Rusia antes de cualquier invasión, luego de que el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy solicitará energéticamente el sábado a Occidente a hacer más.


“Si aprietas el gatillo de ese elemento disuasorio, entonces ya no existe como elemento disuasorio”, dijo a Fox el portavoz del Pentágono, John Kirby, sobre la amenaza de sanciones de Washington.

Rusia realizó ejercicios nucleares el sábado, así como ejercicios convencionales en Bielorrusia, y tiene ejercicios navales en curso frente a la costa del Mar Negro.


El anuncio de que Rusia estaba revirtiendo su promesa de retirar sus fuerzas de Bielorrusia se produjo después de dos días de bombardeos sostenidos a lo largo de una línea de contacto entre los soldados de Ucrania y los separatistas aliados de Rusia en el este de Ucrania, un área que Ucrania y Occidente temen que podría ser el punto crítico del conflicto.


Biden convocó al Consejo de Seguridad Nacional en la Casa Blanca sobre la acumulación militar de Rusia en torno a Ucrania. Los funcionarios de la Casa Blanca no dieron a conocer detalles inmediatos de sus aproximadamente dos horas de discusión.


“Estamos hablando del potencial de guerra en Europa”, dijo la vicepresidenta estadounidense Kamala Harris el domingo temprano en una conferencia de seguridad en Munich, Alemania, en la que se celebraron consultas urgentes entre los líderes mundiales sobre la crisis. “Han pasado más de 70 años, y durante esos 70 años… ha habido paz y seguridad”.

Zelenskyy pidió el domingo en Twitter un alto el fuego. Rusia ha negado planes de invasión; pero el Kremlin no respondió a la oferta de Zelenskyy el sábado para reunirse con Putin.


Después de una llamada con Macron, Putin culpó a Ucrania, incorrectamente, según los observadores allí, por la escalada de bombardeos a lo largo de la línea de contacto y a la OTAN por “bombear armas y municiones modernas” a Ucrania.


Macron, un líder en los esfuerzos europeos para negociar una resolución pacífica con Rusia, también habló por separado con Zelenskyy, con el primer ministro británico Boris Johnson y con Biden.


Blinken planteó intencionalmente la posibilidad de una cumbre Biden-Putin en entrevistas con cadenas de televisión estadounidenses el domingo, en un intento por mantener viva la diplomacia, dijo un alto funcionario estadounidense. El funcionario habló bajo condición de anonimato para discutir el razonamiento de Estados Unidos.


Blinken dijo que Biden estaba “preparado para reunirse con el presidente Putin en cualquier momento y en cualquier formato si eso puede ayudar a prevenir una guerra” y el funcionario estadounidense dijo que Macron le había transmitido la oferta de conversaciones a Putin, con la condición de que Rusia no invadiera, por llamadas telefónicas con el líder ruso.


Sin embargo, las tensiones aumentaron aún más. La Embajada de los Estados Unidos en Moscú emitió un aviso instando a una mayor precaución por parte de los estadounidenses en Rusia en general. “Tenga planes de evacuación que no dependan de la asistencia del gobierno de los Estados Unidos”, advirtió.


Las preocupaciones inmediatas se centraron en el este de Ucrania, donde las fuerzas ucranianas han estado luchando contra los rebeldes prorrusos desde 2014 en un conflicto que ha causado la muerte de unas 14.000 personas.


En las regiones orientales de Ucrania de Lugansk y Donetsk, los líderes separatistas ordenaron una movilización militar completa y enviaron más civiles a Rusia, que ha emitido alrededor de 700.000 pasaportes a los residentes de los territorios controlados por los rebeldes. Las afirmaciones de que los ciudadanos rusos están en peligro podrían usarse como justificación para una acción militar.


Funcionarios en los territorios separatistas afirmaron que las fuerzas ucranianas lanzaron varios ataques de artillería durante el último día y que dos civiles murieron durante un asalto fallido a una aldea cerca de la frontera con Rusia. El ejército de Ucrania dijo que dos soldados murieron el sábado por disparos del lado separatista.


“Cuando la tensión se eleva al máximo, como ocurre ahora, por ejemplo, en la línea de contacto, cualquier chispa, cualquier incidente no planificado o cualquier provocación menor planificada puede tener consecuencias irreparables”, dijo el portavoz de Putin, Dmitry Peskov, en un comunicado durante una entrevista que se emitió el domingo en la televisión estatal rusa.


ARTÍCULO POR: LORI HINNANT, JIM HEINTZ Y ZEKE MILLER

FOTOGRAFÍA: EFREM LUKATSKY

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL

24 views0 comments