British Columbia revela su plan para terminar con las restricciones COVID-19

Un plan de cuatro pasos en British Columbia (BC), para aliviar las restricciones pandémicas del COVID-19, podría permitir que las personas asistan a conciertos en vivo, vean deportes presencialmente y elijan si usarán o no una mascarilla antes del 7 de septiembre.


Dr. Bonnie Henry, Oficial Provincial de Salud de British Columbia.
Dra. Bonnie Henry, Oficial Provincial de Salud de British Columbia.

El lanzamiento del programa de reinicio el martes comenzó con la relajación de algunas restricciones sobre reuniones, eventos deportivos y cenas, tanto en interiores como en exteriores.


El premier, John Horgan, dijo que la fuerte tasa de inmunización de British Columbia permite que la provincia vuelva a unir lentamente a las personas, con una fecha límite para que la fase final del plan se implemente el día después del día del trabajo.


"Es un día emocionante para todos nosotros", dijo Horgan en una conferencia de prensa. “Hemos hecho extraordinarios sacrificios como provincia y como pueblo durante los últimos 15 meses”.

Pero dijo que el éxito del despliegue dependerá del progreso de la provincia para reducir las tasas de infección del COVID-19.


Los funcionarios de salud estarán observando los recuentos de casos de COVID-19 y los posibles eventos de transmisión para garantizar que la provincia pueda cumplir con los objetivos progresivos del plan establecidos para junio, julio y septiembre, dijo Horgan.


“La forma en que lo haremos es asegurándonos de que nuestras tasas de vacunación sigan aumentando”, dijo. “Tengo mucha confianza; pero si hay algo que hemos aprendido de COVID-19 es esperar lo inesperado. Avanzar y retroceder de nuevo no es lo que queremos hacer ".

Casi tres millones de los más de cuatro millones de personas elegibles para recibir la vacuna COVID-19 en British Columbia han recibido su primera vacuna.


Los cambios en las restricciones dependerán del número de personas que se vacunen y, a medida que ese número aumente, se eliminarán más límites, dijo Horgan. La fecha más próxima para que se levante la emergencia de salud pública y el estado de emergencia provincial será el 1 de julio, dijo.


La funcionaria provincial de salud, la Dra. Bonnie Henry, dijo que las restricciones eliminadas el martes incluyen permitir cenas en el interior y al aire libre para hasta seis personas, reuniones en el interior con cinco visitantes personales y reuniones religiosas presencial, con capacidad reducida.


Dijo que para evitar la posible propagación del COVID-19 en las comunidades, las restricciones de viaje provinciales no se levantarán hasta el 15 de junio como mínimo y los viajes recreativos solo se permitirán dentro de las regiones de los residentes.


Un portavoz de una organización que representa a las aerolíneas más grandes de Canadá dijo en un comunicado que el plan de BC da claridad a la industria y a los consumidores.


"El plan proporciona criterios para la reapertura gradual de la economía, incluidos los viajes regionales y nacionales", dijo Mike McNaney, presidente del Consejo Nacional de Aerolíneas de Canadá.

La Junta de Comercio de Surrey dijo que la comunicación oportuna brinda a las empresas la oportunidad de prepararse para temas en cuanto al personal y los suministros que necesitarán en el futuro cercano.


“Necesitamos asegurarnos de que la mayoría de los habitantes de British Columbia, que son elegibles para las vacunas, estén vacunados”, dijo Anita Huberman, presidenta de la Junta de Comercio de Surrey en un comunicado. "Esa es la única forma de llegar al paso 4 del plan".

Henry dijo que la provincia continuará monitoreando el recuento de casos y la condición del virus; pero expresó su confianza en que las vacunas están limitando la propagación.


"No veo una situación en la que estemos retrocediendo a menos de que las cosas cambien drásticamente", dijo. "Aún así, nos mantendremos flexibles porque sabemos que este virus todavía tiene algunos trucos bajo la manga".

El martes, los funcionarios de salud informaron 289 nuevos casos de COVID-19, el recuento diario más bajo desde fines de octubre. También se informó una muerte, lo que eleva el número total de muertes por COVID-19 de BC a 1.680 personas.


BC impuso restricciones a fines de marzo a las cenas en restaurantes en espacios cerrados y el fitness grupal, al tiempo que revirtió un plan para permitir los servicios religiosos en interiores a medida que el número de casos de COVID-19 se disparó a nuevos máximos.


Los recuentos de casos de COVID-19 aumentaron rápidamente a medida que las variantes del virus comenzaron a dominar el panorama. Las tasas de infección alcanzaron su punto máximo a principios de abril, mientras que las admisiones hospitalarias llegaron a su pico más alto y las unidades de cuidados intensivos se llenaron de pacientes.


El número de hospitalizaciones llevó al gobierno a cancelar cirugías no urgentes en las regiones de salud de la costa de Fraser y Vancouver.


Se suponía que las medidas durarían hasta el 19 de abril, pero se ampliaron a medida que se introdujeron más restricciones a los viajes.



ARTÍCULO POR: DIRK MEISSNER

FOTOGRAFÍA: DAVID KAWAI

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

4 views0 comments