• Eliana González

Britney Spears rompe el silencio y pide ser liberada de la tutela que controla su vida

Después de 13 años de silencio por una tutela que controla su vida y su dinero, Britney Spears le dijo energéticamente a un juez el miércoles que quiere terminar con el caso “abusivo” que la ha hecho sentir desmoralizada y esclavizada.


Un retrato de Britney Spears se cierne sobre simpatizantes y miembros de los medios fuera de una audiencia judicial sobre la tutela de la cantante pop en el Palacio de Justicia de Stanley Mosk, el miércoles 23 de junio de 2021, en Los Ángeles.
Un retrato de Britney Spears se cierne sobre simpatizantes y miembros de los medios fuera de una audiencia judicial sobre la tutela de la cantante pop en el Palacio de Justicia de Stanley Mosk, el miércoles 23 de junio de 2021, en Los Ángeles.

Hablando en una audiencia pública del caso por primera, Spears condenó a su padre y a otras personas que controlan la tutela, que según ella la obligó a usar anticonceptivos, tomar otros medicamentos en contra de su voluntad y le impidió casarse o tener otro hijo.


“Más que un beneficios, esta tutela me está haciendo mucho daño”, dijo Spears, de 39 años. "Merezco tener una vida".

Ella habló rápido y esparció blasfemias en el discurso escrito que duró más de 20 minutos mientras sus padres, fanáticos y periodistas aparecían en una transmisión de audio en vivo. Muchos de los detalles que reveló Spears han sido cuidadosamente guardados por la corte durante años.


Spears le dijo a la jueza del Tribunal Superior de Los Ángeles, Brenda Penny, que "quiere poner fin a esta tutela sin que la evalúen".


Penny agradeció a la estrella del pop por sus "valientes" palabras; pero no emitió fallos. Es probable que se lleve a cabo un largo proceso legal antes de que se tome una decisión sobre la terminación de la tutela.


Spears dijo que quiere casarse con su novio Sam Asghari y tener un bebé con él; pero que ni siquiera puede conducir a su lado.


“Todo lo que quiero es ser dueña de mi dinero, que esto termine y que mi novio pueda llevarme en su auto”, dijo Spears. "Realmente creo que esta tutela es abusiva", dijo Spears, y agregó en otro momento: "Quiero recuperar mi vida".

Cuando un abogado que representaba a su co-curador dijo que la audiencia y la transcripción debían mantenerse selladas si se iba a revelar información médica privada, Spears la gritó y dijo que sus palabras debían ser públicas.


"Han hecho un buen trabajo al explotar mi vida", dijo Spears, "así que siento que esto debería tener espectadores en audiencia pública y ellos deberían escuchar y entender lo que tengo que decir".

Continuó diciendo que se vio obligada a tomar litio, lo que la hizo sentir "borracha", después de que se interrumpieron los ensayos para una residencia en Las Vegas en 2019, que posteriormente fue cancelada.


Dijo que todo lo que había hecho era estar en desacuerdo con una parte de la coreografía del programa.


“No estoy aquí para ser esclava de nadie”, dijo Spears. "Puedo decir que no a un movimiento de baile. No solo mi familia no hizo absolutamente, mi padre estaba totalmente de acuerdo con ello”, dijo Spears.

Acusó a su padre de disfrutar de su poder sobre ella, como demostró cuando falló una serie de pruebas psicológicas en 2019 y la obligó a ingresar en un hospital psiquiátrico.


"Lloré por teléfono durante una hora y él disfrutó cada minuto", dijo Spears. "El control que tenía sobre alguien tan poderoso como yo, como le encantaba el control de lastimar a su propia hija en un 100.000%".

Spears dijo que se sintió obligada a hacer la residencia en Las Vegas inmediatamente después de una gira, y sintió que se quitó un gran peso cuando se canceló. Ella no ha actuado ni grabado desde entonces.


Spears también dijo que varias enfermeras a menudo observan cada uno de sus movimientos, sin dejar que se cambie de ropa en privado.


Vivian Thoreen, abogada del padre de Spears, James Spears, dio una breve declaración en su nombre después de conversar con él durante un receso.


“Él lamenta ver a su hija sufrir y sentir tanto dolor”, dijo Thoreen. " El Señor Spears ama a su hija y la extraña mucho".

James Spears se desempeña como co-conservador de las finanzas de su hija y también tuvo el control de sus decisiones de vida durante la mayor parte de la tutela.


Britney Spears dijo que su silencio público de años ha creado falsamente la impresión de que aprobaba sus circunstancias.


“He mentido y le he dicho al mundo entero: 'Estoy bien, estoy feliz'”, dijo. “He estado en negación, he estado en estado de shock. Estoy traumatizada".

Más de 100 fanáticos del llamado movimiento #FreeBritney se reunieron afuera del juzgado antes de la audiencia, con carteles que decían "¡Liberen a Britney ahora!" y "¡Sal de la vida de Britney!"


Spears dijo que no se ha sentido escuchada en ninguna de sus apariciones anteriores ante el tribunal, las cuales fueron privadas en su totalidad.


Su abogado designado por la corte, Samuel Ingham III, dijo que no hizo ningún intento de "controlar, filtrar o editar" las palabras de su cliente. Dijo que Spears no le ha pedido oficialmente que presente una petición para poner fin a la tutela.


Spears dijo que había realizado una investigación que mostraba que su tutela podría terminar sin una evaluación adicional de ella; pero bajo la ley de California, la carga recaería sobre ella para demostrar que es competente para manejar sus propios asuntos, y una investigación y evaluación intensiva probablemente sea inevitable antes de que pueda llegar a su fin.


La tutela en cuestión se estableció cuando ella atravesaba una crisis de salud mental en 2008. A ella le atribuyó el mérito de su restablecimiento inicial por salvarla de la ruina financiera y mantenerla como una estrella del pop de primer nivel.


Su padre y sus abogados han enfatizado que ella y su fortuna, que según los registros judiciales superan los 50 millones de dólares, siguen siendo vulnerables al fraude y la manipulación. Según la ley, la carga recaería en Spears para demostrar que es competente antes de que finalice el caso.


El ex novio de Britney Spears, Justin Timberlake, fue uno de los muchos que expresaron su indignación por sus revelaciones.


“Lo que le está pasando no está bien”, tuiteó Timberlake. "A ninguna mujer se le debería restringir jamás la posibilidad de tomar decisiones sobre su propio cuerpo".



ARTÍCULO POR: ANDREW DALTON

FOTOGRAFÍA: CHRIS PIZZELLO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL MUNDO DEL ESPECTÁCULO