• Eliana González

Brote de COVID-19 en hospital de Toronto probablemente relacionado con la variante Delta

Toronto Western Hospital ha confirmado un brote de COVID-19 que se cree fue provocado por la variante Delta y que ha afectado a personas que habían recibido una sola dosis o incluso dos dosis de la vacuna.


Vista exterior del Toronto Western Hospital.
Vista exterior del Toronto Western Hospital.

El hospital dijo que un total de cinco pacientes y tres miembros del personal dieron positivo desde que se declaró el brote el 17 de junio y que la mayoría de los casos son "más que probablemente de la variante Delta".


“La confirmación de la variante involucrada estará disponible en las próximas semanas. La buena noticia es que los casos hasta ahora son leves; la mala noticia es que las personas se han infectado incluso al estar completamente vacunadas”, dijo Gillian Howard, vicepresidenta de Asuntos Públicos y Comunicaciones del Western Hospital.

Howard dijo que los síntomas habían sido leves y que los pacientes que dieron positivo estaban en el hospital por razones no relacionadas con el virus.


Con la variante Delta convirtiéndose rápidamente en la cepa COVID-19 dominante en Ontario, Howard dijo que "nunca ha sido más importante, incluso si la persona ya se ha vacunado, el continuar siguiendo las medidas de prevención y control de infecciones hospitalarias y de salud pública".


“… Les estamos enviando esta información para que puedan alentar a sus familiares y amigos a vacunarse, a seguir las medidas de salud pública y apoyar los esfuerzos de vacunación del Equipo Toronto”, agregó. "Es desalentador que la variante Delta pueda infectar a los que ya están vacunados; pero es fundamental que continuemos con nuestros esfuerzos de vacunación para evitar hospitalizaciones por infecciones de COVID-19".

Se declara un brote de COVID-19 cuando hay evidencia de transmisión de la enfermedad dentro del hospital en una sola unidad.


El brote en el Toronto Western Hospital actúa como un ejemplo importante de por qué es necesario que las personas en la ciudad, y en todo Ontario, se vacunen por completo.


La variante Alpha, detectada por primera vez en el Reino Unido en algún momento del año pasado, es un 50% más transmisible que la cepa del COVID-19 original, y la variante Delta, detectada por primera vez en India, es al menos un 40% más transmisible que Alpha, que fue una vez la cepa dominante en Ontario.


Un estudio reciente en el Reino Unido encontró que dos dosis de la vacuna Pfizer son 96 por ciento efectivas contra la variante Delta, para prevenir el COVID-19 grave que requiere hospitalización. Por el contrario, una dosis ofrece aproximadamente un 34% de protección contra la cepa Delta.


Antes de la primera etapa de reapertura de Ontario, el principal médico de la región de Peel dijo que la ciencia muestra que solo se brinda una protección del 33 al 50 por ciento contra la variante Delta con una dosis.


"Es posible que esa protección no sea suficiente para prevenir un resurgimiento si reabrimos y volvemos a participar en todas las actividades demasiado rápido".

La provincia dijo que hay 887 casos acumulados de la variante Delta hasta el lunes.


Más del 75 por ciento de los adultos en Ontario han recibido al menos una dosis de la vacuna COVID-19 y el 24 por ciento están completamente inmunizados.


En Toronto, la ciudad dijo que ha administrado tres millones de vacunas hasta la fecha con más del 30 por ciento de los residentes completamente inoculados.



Además, la ciudad tendrá una clínica de vacunación de un día en Scotiabank Arena el domingo con la esperanza de romper un récord de vacunación de diario mediante la administración de más de 10.000 dosis de la vacuna.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL