Cómo las vacunas COVID-19 para niños ayudan a prevenir nuevas variantes peligrosas