Cómo preparar a los niños para recibir las vacunas contra el COVID-19

Con la autorización de Health Canada allanando el camino para que la vacuna Cormirnaty COVID-19 de Pfizer-BioNTech se administre a niños de entre cinco y 11 años, se espera que las clínicas de vacunación de todo el país aumenten los esfuerzos de inoculación en los próximos días.


Médico de SickKids comparte consejos sobre cómo preparar a los niños para recibir las vacunas COVID-19.
Doctora de SickKids comparte consejos sobre cómo preparar a los niños para recibir las vacunas COVID-19.

El anuncio formal se hizo el viernes por la mañana y las autoridades dijeron que se esperaba que la ronda inicial de las 2,9 millones de dosis necesarias para proporcionar la primera inyección a todos los niños de ese grupo de edad llegara al país a partir del domingo.


“Durante este tiempo, es muy importante que apoyemos a los niños y sus cuidadores en la toma de decisiones informadas sobre la vacunación COVID-19 respetando sus elecciones y el ritmo de dicha toma de decisiones”, dijo la Dra. Theresa Tam, directora de salud pública de Canadá.

Pfizer y BioNTech informaron resultados de ensayos que muestran resultados de seguridad y eficacia comparables a los registrados en un estudio anterior en adultos de 16 a 25 años.


Si bien Health Canada autorizó un régimen de dos dosis de 10 microgramos de la vacuna con tres semanas de diferencia, el Comité Asesor Nacional de Inmunización sugirió que se pueden ofrecer dos dosis a niños entre cinco y 11 años de edad, con al menos ocho semanas de intervalo entre dosis.


La Dra. Julia Orkin, funcionaria médica de asociaciones comunitarias integradas en el Hospital para Niños Enfermos de Toronto (Toronto’s Hospital for Sick Children), brindo su consejo sobre cómo preparar a los niños para recibir las vacunas COVID-19.


Empoderar con la información correcta en el período de pre-vacunación:


Orkin enfatizó la necesidad de ser honesto y veraz acerca de las vacunas COVID-19 para que los niños puedan entender qué está sucediendo y por qué.


“A menudo es importante darles una pista inicial diciendo cosas como: 'Mañana, o en los próximos días, iremos por tu vacuna'. Pero no debe hacerse con demasiado tiempo de antelación para que no desarrollen preocupaciones”, dijo. "El objetivo es tener una experiencia positiva con la vacuna".

Como parte de la conversación inicial, Orkin dijo que debería centrarse en la aprobación de la vacuna Comirnaty, los beneficios generales de la vacunación y las dosis de protección que brindan, para luego acercarse gentilmente al día de la vacunación.


Consejos para el día de la vacunación:


"En lugar de centrarse mucho en el evento de la vacunación, prepare sus respuestas ante las posibles preguntas de los pequeños con unos días de anticipación y el día de la inmunización brinde información realmente objetiva y concreta", dijo Orkin cuando se le preguntó sobre el día de la administración de la vacuna.

Dijo que los cuidadores deberían recordarles a los niños sus citas más tarde en el día y quizás ofrecer un incentivo o una oportunidad para salir a buscar un bocadillo justo después de la vacunación.


Orkin dijo que los padres y tutores también deben pensar en lo que los niños pueden traer para aliviar cualquier temor potencial, como tomar un refrigerio antes, traer un osito de peluche o un juguete que brinde comodidad y usar una blusa que pueda hacer que la parte superior del brazo y hombro sean accesibles.


Durante la vacunación, dijo que las técnicas de distracción como cerrar los ojos, respirar profundamente, apretar las manos, jugar con dispositivos electrónicos, escuchar música o leer son opciones potenciales para ayudar.


Sí, al final, el niño está demasiado nervioso o molesto por el proceso de vacunación en la primera dosis, Orkin aseguró a los cuidadores que está bien.


"Pueden reservar una cita más", dijo, y agregó que a veces puede tomar algunos intentos y que es importante tratar de darles cierto control sobre la situación.


Consejos para combatir la fobia a las agujas:


“Es normal sentirse nervioso”, dijo Orkin cuando se le pidió un consejo sobre cómo lidiar con el miedo a las agujas. “Lo más importante es recordarles que puede sentirse incómodo, puede sentirse como un pellizco o un apretón, y que es muy, muy corto… sean honestos. A veces decimos que no va a doler y sí duele, y ese no es el enfoque correcto".

Además de los consejos proporcionados sobre la vacunación previa, agregó una crema anestésica (por ejemplo, algo como Emla) que se puede comprar sin receta en una farmacia con anticipación.


Orkin dijo que si el niño/a está demasiado nervioso/a, puede considerar reservar una vacuna en un entorno pequeño, como en el consultorio de un médico o una farmacia, en lugar de una clínica de inmunización masiva.


Atención posvacunación:


Orkin dijo que después de que los niños reciban una dosis de la vacuna COVID-19, podrían experimentar efectos secundarios leves a corto plazo.


"En el ensayo de investigación clínica algunos niños no presentaron ningún síntoma, pero otros sí, y los síntomas comunes son... una sensación de dolor o pesadez en el brazo, debilidad o malestar muscular y, a veces, incluso una sensación general de malestar", dijo Orkin. “Lo que puede decirle a su hijo/a después es: '¿Cómo te sientes? Estoy muy orgulloso de ti, mira lo que pudimos hacer juntos'”.

Si el niño se siente realmente incómodo, alentó a los padres y tutores a buscar el consejo del médico de atención primaria del niño y dijo que se puede considerar el uso de Tylenol para cuestiones como el dolor muscular o la fiebre.


Abordar preguntas persistentes sobre la seguridad de la vacuna COVID-19:


“Lo que sabemos ahora es que el riesgo de infección por COVID-19 supera con creces el riesgo de la vacunación. El riesgo de infección por COVID-19, efectos secundarios a largo plazo como el COVID-19 prolongado, afecciones inflamatorias que hemos visto como afecciones inflamatorias multisistémicas y exponer potencialmente su hogar o escuela al COVID-19 es un verdadero riesgo”, dijo Orkin cuando se les preguntó acerca de los padres y tutores que aún podrían tener preocupaciones sobre las vacunas COVID-19. "El riesgo de la vacuna COVID-19 basado en los ensayos de investigación hasta la fecha, y en los EE. UU. ahora que más de dos millones de niños han recibido la vacuna, es mínimo, no ha habido señales de efectos secundarios graves o a largo plazo".

Alentó a los padres y tutores a buscar fuentes de confianza para abordar cualquier inquietud antes de que se abran las citas de vacunación.


“Es muy normal y muy apropiado que cualquier padre cuestione y haga las preguntas correctas, y es nuestro trabajo en este momento, mientras esperamos el envío y la puesta en funcionamiento oficial de la campaña de vacunación infantil, el responder a todas esas preguntas”, dijo Orkin.

Para obtener información adicional sobre el COVID-19, haga clic aquí para acceder al sitio web de SickKids.



ARTÍCULO POR: NICK WESTOLL Y DILSHAD BURMAN

FOTOGRAFÍA: FREEPIK

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

13 views0 comments