Cómo preparar sus plantas para que sobrevivan a los meses fríos del invierno

Durante el transcurso de la pandemia, la tendencia de la "paternidad vegetal" condujo a un negocio en auge para muchas tiendas de plantas; ya que aquellos atrapados dentro de sus hogares durante los periodos de confinamiento ansiaban una conexión con la naturaleza.


Cómo preparar sus plantas para que sobrevivan a los meses fríos del invierno.
Cómo preparar sus plantas para que sobrevivan a los meses fríos del invierno.

Sin embargo, a medida que las temperaturas comienzan a bajar, a todas esas plantas tropicales que prosperaron en el verano no les van a gustar las condiciones que se acercan con el próximo invierno canadiense.


Si tenía plantas al aire libre, Frank Ferragine de Breakfast Television dijo que deben llevarse al interior antes de que las temperaturas bajen a la marca de congelación.


“Si por casualidad ya ha tenido algunas plantas que fueron tocadas por las heladas, puede intentar quitar algunas de esas hojas”, dijo Ferragine. "Sin embargo, si están gravemente infectados por las heladas y todas esas hojas se han vuelto negras, esa planta se ha ido".

Para las plantas que logran evitar ese destino helado, la popular consultora de plantas Julia Rago, mejor conocida como Toronto Plant Girl, dijo que hay varios pasos que puede tomar para brindarles la mejor oportunidad de sobrevivir y prosperar durante el invierno.


“Para las plantas tropicales el invierno en Toronto definitivamente no es su entorno ideal”, explicó. “En nuestras casas, aunque encendamos la calefacción, las plantas van a sentir ventanas frías o corrientes de aire frío, van a sentir el aire realmente seco. Así que hay cosas que debe hacer para prepararlas".


Cómo preparar tus plantas para el invierno:


Paso 1: busca plagas


La primera vez que lleva una planta al interior desde su jardín o balcón, Rago sugiere rociarla bien con agua o incluso llevarla a la ducha para eliminar cualquier elemento no deseado, incluido el polvo y la suciedad de los insectos.


Las plagas también ponen huevos en el suelo, por lo que eliminar la tierra vieja y volver a colocar la planta en macetas ayudará a deshacerse de ellos.


Rago dijo que saltarse este paso es uno de los mayores errores que puede cometer cuando lleva sus plantas adentro durante el invierno.


Paso 2: vuelva a colocar la planta en una maceta


Al replantar una planta, es mejor aumentar el tamaño de la maceta en pequeños incrementos. Rago dijo que un recipiente de unas dos pulgadas más grande que el anterior será suficiente.


Este también es un buen momento para controlar la salud de las raíces: las raíces blandas y marrones indican que la planta está podrida y que no es saludable. Las raíces cremosas, rígidas y blancas indican una planta sana.

  • Primero afloje la planta para que sea más fácil levantarla masajeando o haciendo rodar la maceta por todos lados. Una vez que se sienta suelto el contenido dentro del contenedor, levántelo con cuidado.

  • Si la planta tiene raíces y las raíces están muy unidas, separe las hebras con cuidado para evitar que se rompan.

“Puede tomarse su tiempo con esto, no hay necesidad de apresurarse. Probablemente sea la parte más aterradora para mucha gente; pero una vez se empieza no es tan malo como parece”, asegura Rago.

  • Pode las hojas y los tallos muertos.

"Dejar una gran cantidad de material vegetal en descomposición alrededor de las plantas invita a las plagas", explicó Rago. "El material muerto muestra que la planta es más débil y es más fácil que las plagas entren y se alimenten de eso".

  • Agregue una pequeña cantidad de una mezcla de tierra gruesa al fondo de la nueva maceta; se recomienda una mezcla con perlita y corteza. Coloque con cuidado la planta en la nueva maceta, asegurándose de que todas las raíces quepan dentro.

  • Agregue tierra nueva hasta la línea de tierra para llenar la maceta.


Paso 3: agregue fertilizante natural y tierra de diatomeas


Rago recomienda usar fertilizantes naturales como lombrices en lugar de fertilizantes sintéticos, especialmente durante el invierno cuando la mayoría de las plantas no están creciendo activamente. No causan quemaduras de raíz como algunos fertilizantes sintéticos cuando se usan incorrectamente y enriquecen el suelo orgánicamente.


También dijo que el polvo de tierra de diatomeas es un buen complemento.


“Es un asesino natural de plagas. Rociar un poco la parte superior del suelo ayudará a matar los insectos y los sacos de huevos presentes”, dijo Rago.

Paso 4: rocíe con insecticida


Se recomienda rociar con un insecticida ya sea que vea o no plagas en sus plantas, y Rago dijo que también actúa como preventivo.


“Se acumularán muchos insectos debajo de las hojas y las grietas de los tallos, así que ahí es donde debes enfocarte”, explicó.

Una vez que termine de rociar, limpie todas las hojas con guantes de algodón o con un paño de microfibra.


Paso 5: regar abundantemente


Después de haber limpiado, replantado y rociado la planta, riégala bien para ayudarla a asentarse en su nueva maceta. Riegue hasta que vea que el agua se filtra por los orificios de drenaje.


“Esto significa que el agua ha llegado a las raíces, que es lo que queremos, y ahora la planta está lista para su nuevo hogar en el interior”, dijo Rago.

Creando condiciones propicias en el interior:


Con la calefacción encendida durante todo el invierno, el aire de su hogar se va a secar bastante. Rago sugiere aumentar los niveles de humedad en su hogar para contrarrestar este efecto y señala que a la mayoría de las plantas tropicales les va bien con una humedad más alta.


“De lo contrario, las hojas se dorarán mucho”, dijo Rago.

Además, es posible que deba compensar la falta de luz solar y menos horas de sol en el día. Rago dijo que debería intentar acercar sus plantas a la ventana e invertir en luces de cultivo económicas.


"Mantener una luz de cultivo encendida durante un par de horas durante el día ayudará a complementar la luz solar perdida que no recibimos durante el invierno", dijo.

Evite este error crítico:


Rago dijo que la mayoría de la gente tiene un horario de riego para sus plantas, pero este debe cambiar en el invierno.


“Sus plantas se secarán mucho más rápido en el verano porque hay toneladas de calor y están usando toda esa energía en el suelo para crear un nuevo y exuberante crecimiento”, explicó Rago. "En el invierno no hace tanto calor, por lo que las plantas deben aprovechar ese riego".

En lugar de ceñirse a un horario, Rago dijo que es mejor dejar que la tierra se seque un poco antes de regar. Ella sugiere verificar los niveles de humedad del suelo con el dedo, un palillo o un medidor de agua antes de darle a la planta su próximo trago.


Cuando se trata de regar, Ferragine hace eco a las preocupaciones de Rago.


“La principal causa de muerte de las plantas en el interior es el riego excesivo”, dijo.


ARTÍCULO POR: DILSAHD BURMAN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN DE ESTILO DE VIDA

17 views0 comments