Campaña contra información COVID-19 errónea

Un grupo de científicos y expertos en salud ha lanzado una campaña en las redes sociales para ayudar a combatir la información errónea sobre COVID-19 en Canadá.


Las aplicaciones para Instagram, Facebook y Twitter se ven en un teléfono.
Las aplicaciones para Instagram, Facebook y Twitter se ven en un teléfono.

La iniciativa ScienceUpFirst está liderada por científicos, investigadores, expertos en información y proveedores de atención médica preocupados para tratar de contrarrestar la creciente desinformación que rodea al virus y las vacunas COVID-19 en todo el país.


El grupo está dirigido por la Asociación Canadiense de Centros Científicos, COVID-19 Resources Canada y el Health Law Institute de la Universidad de Alberta.


El objetivo principal de la iniciativa es lograr que los usuarios de las redes sociales consideren la ciencia disponible antes de compartir o publicar contenido que encuentren en línea.


"Compartiremos información cuya precisión científica ha sido examinada por expertos", dice la Dra. Tara Moriarty, experta en enfermedades infecciosas de la Universidad de Toronto. "Lo que queremos hacer es capacitar a los canadienses para que usen esas publicaciones y las compartan en sus propias redes sociales sabiendo que la información ha sido verificada".

La campaña dice que la pandemia ha provocado un aumento de las conspiraciones en torno a COVID-19 y se requiere cooperación para ayudar a difundir y resaltar información precisa.


"La OMS ha clasificado esto como una infodemia mundial", se lee en el sitio web ScienceUpFirst. "Según los expertos, las teorías de conspiración, desinformación y conspiración se están extendiendo rápidamente en las redes sociales y representan una amenaza para la salud y la seguridad de los canadienses".

Moriarty dice que un paso crucial es que los expertos puedan adelantarse a cualquier afirmación falsa y la iniciativa espera proporcionar un marco que permita una respuesta rápida.


“Uno de los problemas de la desinformación es que llena los vacíos antes de que haya respuestas oficiales. Es muy importante tener respuestas muy rápidas en las redes sociales para que la gente pueda estar preparada para lo que se avecina".

Recientemente, la Asociación Médica de Ontario (OMA) dijo que la información errónea peligrosa sobre las vacunas COVID-19 se está extendiendo en las redes sociales entre todos los grupos de edad y podría dañar los esfuerzos de Canadá para poner fin a la pandemia.


El análisis de la OMA de más de 65.000 publicaciones recientes en línea en Ontario muestra que las teorías de conspiración sobre el origen del nuevo coronavirus y los temores de que las vacunas sean peligrosas y no probadas corren particularmente desenfrenadas entre las personas menores de 35 años.


La Dra. Samantha Hill dijo que si las personas le temen que las vacunas, no las recibirán, y si las vacunas se retrasan por problemas de suministro o los pacientes dudan en tomarlas, el resultado será trágico.


“Cada retraso que tenemos nos cuesta vidas”, dijo.


ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL