• Eliana González

"Campanas de alarma cada vez más fuertes"

Los funcionarios de salud provinciales dicen que se están discutiendo nuevas restricciones para frenar la propagación de COVID-19 a medida que el número de casos continúa aumentando, junto con la cantidad de personas que ahora están siendo hospitalizadas con el virus.



Hablando en la reunión informativa provincial del jueves, el doctor David Williams dice que la administración de casos y contactos fue "fácil" durante el cierre cuando las escuelas estaban cerradas, pero durante la segunda ola, los funcionarios quieren mantener abiertas las escuelas, las empresas y los servicios esenciales, por ahora.


El principal médico de Ontario continuó diciendo que a medida que el brote alcanza niveles récord en los tres puntos críticos de Toronto, la región de Peel y Ottawa, el virus también se está propagando a otras partes del este de Ontario y al área metropolitana de Toronto-Hamilton.


Eso impulsa su última preocupación, junto con lo que muestran los resultados de nuestras últimas pruebas.


“Nuestra tasa de positividad también ha llegado a un 2,1 por ciento. No habiamos visto eso antes”, dijo William. “Desglosamos eso y miramos nuestras áreas de alto riesgo, como Ottawa, Peel y Toronto, su tasa de positividad es cercana al 3 por ciento. Eso es preocupante ".

Williams dejó en claro que nadie quiere otro bloqueo; pero dice que la tabla de salud ha recomendado que la provincia tome más medidas para mantener las cosas bajo control.

No llegó a explicar exactamente lo que han pedido los funcionarios de salud provinciales, y dijo que los detalles y las decisiones ahora se encuentran dentro del gabinete del gobierno de Ford.


“La clave es que estamos viendo algunas alarmas preocupantes con los datos que hemos visto de los últimos días y, como resultado, las campanas de alarma están sonando cada vez más fuerte”, dijo. “Aprendimos cosas de la primera ola. Sigamos con lo que hemos aprendido, mantengámoslo, hagámoslo bien y hagámoslo de nuevo ”, agregó Williams.

Williams dice que el número de casos en la provincia está aumentando, y lo mismo ocurre con las hospitalizaciones y las muertes.


El principal médico de Ontario también hizo hincapié en la necesidad de un fin de semana festivo seguro, y mencionó cómo los residentes deben tener extrema precaución y señalar que estamos viendo un fuerte aumento en este momento debido a un mayor número de contactos cercanos en las últimas semanas.




ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO Y STUART MCGINN

FOTOGRAFÍA: ANDREW FRANCIS WALLACE

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

88 views0 comments