Canadá contempla nuevas medidas para proteger la economía de las amenazas a la seguridad nacional

Las nuevas medidas para garantizar que Canadá no exporte tecnología confidencial a adversarios extranjeros se encuentran entre los cambios que Ottawa está considerando para reforzar la seguridad económica del país.


Cinta de precaución alrededor del jardín delantero de Parliament Hill en Ottawa, el martes 7 de julio de 2020.
Cinta de precaución alrededor del jardín delantero de Parliament Hill en Ottawa, el martes 7 de julio de 2020.

Otras posibilidades incluyen hacer que sea más fácil multar a las empresas que no cumplen con las reglas de evaluación de inversiones y mapear las cadenas de suministro para identificar vulnerabilidades críticas, según un documento de consulta federal.


El documento, publicado a través de la Ley de Acceso a la Información, se distribuyó a partes clave en la industria, la academia y la sociedad civil la primavera pasada para recabar opiniones sobre cómo proteger mejor a Canadá de jugadores hostiles que buscan explotar los sectores tecnológicamente avanzados del país.


Se espera que Public Safety Canada publique un resumen de los comentarios en breve.


El documento dice que Canadá se beneficia de la gran mayoría de la inversión extranjera en el país, el comercio de bienes y tecnología canadienses y las asociaciones de investigación entre organizaciones extranjeras y universidades e instituciones de investigación canadienses.

Sin embargo, agrega, algunos estados extranjeros y actores no estatales intentan adquirir tecnologías o forjar asociaciones comerciales que pueden poner en peligro la seguridad nacional y la prosperidad económica de Canadá a largo plazo.


“Las empresas canadienses, en casi todos los sectores de nuestra economía, han sido atacadas”.

La frecuencia y sofisticación de la actividad de amenazas patrocinada por el estado está aumentando, agrega el documento de consulta.


Las amenazas vienen en forma de espionaje, robo y ataques cibernéticos.

Pero el gobierno advierte que también se pueden realizar de forma encubierta en transacciones legales, como inversiones extranjeras en sectores e industrias integrales para la seguridad de Canadá, o la compra o transferencia de bienes, tecnología y conocimientos confidenciales que actualmente no están sujetos a controles de exportación.


Otras amenazas involucran la compra de bienes controlados y propiedad intelectual a través de empresas de fachada, intermediarios u otros que tergiversan el uso final, así como asociaciones con fondos extranjeros entre investigadores canadienses y entidades vinculadas a adversarios.


El documento de consulta no menciona países específicos de interés. Sin embargo, los funcionarios de seguridad canadienses han advertido durante mucho tiempo que Rusia y China, en particular, tienen como objetivo la información clasificada y la tecnología avanzada de Canadá.


Aun así, el ejercicio tiene como objetivo garantizar que el enfoque de Canadá sea efectivo para responder a las amenazas, sin importar la fuente.


Entre las sugerencias federales se encuentran:

  • La creación de una lista continuamente actualizada de empresas, instituciones de investigación, gobiernos y personas sujetas a requisitos específicos de permisos de exportación para ayudar a las empresas canadienses a sentirse más seguras al saber que sus productos no se envían a un comprador de interés.

  • Sanciones más flexibles o incluso más severas por violar las reglas de selección de inversiones destinadas a proteger a Canadá de las amenazas a la seguridad nacional.

  • Ayuda del gobierno a las empresas para comprender mejor las vulnerabilidades en sus redes de suministro global para la adquisición de bienes.

  • Proporcionar capital de riesgo federal a empresas tecnológicas sensibles para sortear la necesidad de inversión extranjera de fuentes potencialmente riesgosas.

El gobierno ha encabezado la creación de pautas de seguridad nacional para ayudar a proteger la investigación financiada con fondos federales.


El presupuesto federal reciente incluyó casi $ 160 millones durante cinco años, a partir de 2022-23, y $ 33 millones en curso, para implementar las pautas por completo, en gran parte a través del trabajo con colleges y universidades.


El documento de consulta también cuestiona cómo los distintos niveles de gobierno pueden cooperar mejor para salvaguardar los bienes y tecnologías sensibles y emergentes, la infraestructura crítica y los datos personales.


La seguridad cibernética es un tema de vital importancia que afecta a las empresas grandes y pequeñas; ya que las infracciones pueden significar pérdidas en la privacidad del cliente, así como en la productividad operativa, dijo Mark Agnew, vicepresidente senior de políticas y relaciones gubernamentales de la Cámara de Comercio de Canadá.


“Entonces, eso realmente se destaca para mí como una parte muy importante de la conversación sobre las amenazas a la seguridad nacional”.


ARTÍCULO POR: JIM BRONSKILL

FOTOGRAFÍA: ADRIAN WYLD

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

19 views0 comments