Canadá ha tenido más de dos millones de casos de COVID-19 desde que comenzó la pandemia

Canadá ha registrado oficialmente más de dos millones de casos reportados de COVID-19 desde el inicio de la pandemia, mientras los trabajadores de la salud se preparan para un posible pico posterior a las vacaciones navideñas impulsado por la variante Ómicron de rápida propagación.


Canadá ha tenido más de dos millones de casos de COVID-19 desde que comenzó la pandemia.
Canadá ha tenido más de dos millones de casos de COVID-19 desde que comenzó la pandemia.

El sitio web de salud del gobierno de Canadá dice que el recuento total de casos fue de 2.000.976 a partir del Boxing Day. El sitio web no se actualizó durante el período de vacaciones navideñas.


Tan altas como son las cifras oficiales, los analistas de atención médica han dicho que el número real de infecciones probablemente sea mucho mayor. Varias provincias han pedido a las personas que se hagan la prueba solo si tienen síntomas; ya que los hospitales y centros han alcanzado sus límites de evaluación COVID-19.


Ontario, Quebec y Manitoba informaron cada uno de miles de casos adicionales el lunes, lo que provocó una preocupación renovada por la capacidad de sus atribulados sistemas de atención médica para manejar una afluencia de pacientes enfermos.


Linda Silas, directora de la Federación Canadiense de Sindicatos de Enfermeras, dijo que el "gran bache" generalmente se ve dos semanas después de la exposición al virus y expresó su preocupación de que las reuniones navideñas puedan llevar a los hospitales a abrumarse con nuevos casos.


"Todos nos estamos preparando para eso con miedo, y con los dedos de las manos y los pies cruzados", dijo en una entrevista el lunes.

El ministro de salud de Quebec instó a las personas a reducir los contactos después de que la provincia vio aumentar las hospitalizaciones en más de 140 durante un período de cuatro días. Quebec notificó 8.231 casos.


Christian Dube dijo en Twitter que 320 personas fueron ingresadas en el hospital, mientras que 179 fueron dadas de alta entre el 22 y el 26 de diciembre. Señaló que las admisiones estaban aumentando, con 93 personas ingresando al hospital solo en el Boxing Day.


Ontario informó 9.418 nuevos casos de COVID-19, lo que fue ligeramente inferior a las cifras récord del día de Navidad.


La ministra de Salud, Christine Elliott, dijo que 480 personas estaban en el hospital debido a COVID-19, mientras que el número de pacientes en las UCI aumentó a 176.


Por su parte, las autoridades sanitarias de Nova Scotia informaron de un brote en el Centro de ciencias de la salud: Halifax Infirmary site of the Queen Elizabeth II.


No dieron detalles sobre cuántos pacientes dieron positivo en las pruebas; pero dijeron que menos de cinco habían sido "afectados". Nova Scotia registró 581 casos de COVID-19.


Manitoba informó ocho nuevas muertes en personas con COVID-19 desde el último informe en Nochebuena, así como 2.154 casos nuevos, incluidos 675 identificados el lunes.


La provincia dijo en un comunicado de prensa que ahora se sospechaba que aproximadamente el 75 por ciento de todos los casos de COVID-19 en Manitoba se debían a la variante Ómicron.


Silas dijo que la variante podría exacerbar la escasez de enfermeras existente, particularmente si las enfermeras infectadas no tienen tiempo para quedarse en casa y recuperarse.


Todas las familias canadienses deberían recibir pruebas rápidas gratuitas para ayudar a frenar la propagación, sugirió.


Varias provincias han pedido a las personas que se hagan la prueba solo si tienen síntomas; ya que los hospitales y centros alcanzaron sus límites de evaluación de COVID-19.


El lunes temprano, Manitoba dijo que pondría a disposición pruebas rápidas autoadministradas para llevar a casa en los sitios de pruebas provinciales.


La ministra de Salud y Atención a las Personas Mayores, Audrey Gordon, dijo en un comunicado que la mayoría de las personas sintomáticas y completamente vacunadas que vayan a los sitios de prueba recibirán una prueba rápida para llevarla a casa y solo se les pedirá que regresen para una prueba PCR si el resultado es positivo.


Los cambios se "introducirán gradualmente", dijo. “Hacer que las pruebas rápidas autoadministradas y para llevar a casa estén disponibles para los manitobianos sintomáticos que buscan una prueba de COVID-19 ayudará a manejar la demanda potencial de pruebas cuando la variante Ómicron se vuelva más prominente”, dijo Gordon.


FOTOGRAFÍA: TWITTER / @UNITYHEALTHTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ



MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

31 views0 comments