• Eliana González

Canadá no utilizará las dosis iniciales de la vacuna de J&J

Más de 300.000 dosis de la vacuna COVID-19 de una sola inyección de Johnson & Johnson no se lanzarán para su uso en Canadá.


Canadá no utilizará las dosis iniciales de la vacuna de J&J.
Canadá no utilizará las dosis iniciales de la vacuna de J&J.

Las vacunas se pusieron en cuarentena en abril antes de distribuirse a las provincias porque Health Canada fue informado de que la sustancia farmacológica que contienen se fabricó en las instalaciones de Emergent BioSolutions en Baltimore, Maryland, donde ha habido problemas de control de calidad.


J&J tuvo que desechar más de 15 millones de dosis de vacuna fabricadas en la planta a principios de abril después de que se descubrió que los trabajadores habían mezclado la fórmula con una de la vacuna Oxford-AstraZeneca, que también se estaba fabricando allí.


Health Canada dijo que la sustancia en las 310.000 dosis canadienses se fabricó al mismo tiempo que las contaminadas y no puede determinar si cumplen con los estándares de Canadá. Como resultado, no las lanzará para su uso en el país.


El departamento dijo que está planeando una inspección "in situ" de la instalación de Maryland este verano; pero, hasta que se complete, Canadá no aceptará ningún producto o ingrediente elaborado allí.


“Los canadienses pueden estar seguros de que las vacunas solo se entregarán para su distribución una vez que Health Canada esté satisfecho de que cumplen con los altos estándares del Departamento de calidad, seguridad y eficacia”, dijo el departamento en un comunicado el viernes por la noche.

El viernes temprano, Joelle Paquette, directora general de Servicios Públicos y Adquisiciones de Canadá, dijo en una sesión informativa que se espera que llegue otra cantidad no especificada de dosis de J&J para fin de mes. No quedó claro de inmediato dónde se fabricará el segundo lote o si se verá afectado por la decisión de Health Canada.


La Administración de Alimentos Y Medicamentos de EE. UU. (FDA) también anunció el viernes que se deberán desechar unos 60 millones de dosis de la vacuna de J&J de la planta de Baltimore.


El regulador estadounidense determinó que se podrían liberar dos lotes de la planta, que ha estado cerrada durante ocho semanas; pero dijo que varios otros lotes no son adecuados para su uso y que todavía se están revisando lotes adicionales.


La agencia no especificó el tamaño de esos lotes o por qué no se pueden usar, pero una persona familiarizada con la decisión dijo que podrían haber producido decenas de millones de dosis y que posiblemente estaban contaminadas. Otra persona familiarizada con la situación dijo que las dosis que se descartarán se hicieron aproximadamente al mismo tiempo que un lote de vacuna equivalente a unos 15 millones de dosis que se contaminó a principios de este año y se desechó.


Ninguna de las personas estaba autorizada a revelar detalles sobre la decisión y brindaron la información bajo condición de anonimato.



FOTOGRAFÍA: FREEPIK

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL