Canadá planea una emergencia alimentaria mundial debido a los ataques a Ucrania

La invasión de Rusia a Ucrania ha provocado importantes interrupciones en un programa de las Naciones Unidas que ayuda a prevenir el hambre en todo el mundo, advirtió el lunes el primer ministro Justin Trudeau durante un viaje a Europa destinado a trabajar con aliados para responder a la crisis.


Ucrania es uno de los principales exportadores de trigo del mundo y, desde el ataque de Rusia, los precios mundiales del trigo han subido a niveles no vistos desde el 2008.
Ucrania es uno de los principales exportadores de trigo del mundo y, desde el ataque de Rusia, los precios mundiales del trigo han subido a niveles no vistos desde el 2008.
“El desafío en este momento de la invasión ilegal de Ucrania por parte de Rusia está teniendo un efecto dominó en todo el mundo, no solo en los precios de la energía para los canadienses y la gente en Europa, sino también para la gente del Sur global”, dijo Trudeau el lunes en Londres, y agregó que esos incluyen la interrupción del Programa Mundial de Alimentos de la ONU.

Ucrania es uno de los principales exportadores de trigo del mundo y, desde el ataque de Rusia, los precios mundiales del trigo han subido a niveles no vistos desde el 2008.


Sandra McCardell, viceministra adjunta de Asuntos Globales de Canadá, dijo a un comité del Senado la semana pasada que habrá “una amplia gama de consecuencias” de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, incluida la escasez de alimentos en los países en desarrollo que importan grandes cantidades de trigo ucraniano.


“Ciertamente estamos viendo contingencias. Las agencias de la ONU están analizando esos inconvenientes”, dijo al comité de asuntos exteriores del Senado el 3 de marzo. “Esto no se tratará solo de Ucrania y Rusia y necesitamos estar absolutamente preparados”.

El senador Peter Harder, vicepresidente del comité, dijo en una entrevista que las repercusiones de la invasión rusa se sentirían en todo el mundo.

En muchos países, el pan es un alimento básico y un gran número de países de Asia y Oriente Medio importan trigo de Rusia y Ucrania. Dijo que Líbano importa el 50 por ciento de su trigo de Ucrania, Libia el 43 por ciento, Yemen el 22 por ciento y Bangladesh el 21 por ciento.


La temporada de siembra de Ucrania debe comenzar dentro de este mes.


Algunos dependen de la mano de obra extranjera, que está huyendo o no entrará al país.


Los productores de trigo canadienses advirtieron que la invasión rusa hará que sea extremadamente difícil para los agricultores ucranianos poner sus semillas en el suelo.


Dave Quist, director ejecutivo de Western Canadian Wheat Growers, dijo que los agricultores ucranianos estaban "muy preocupados por no poder ingresar al campo".


Dijo que es dudoso que los que logran sembrar sus campos puedan cosechar en agosto o septiembre.


Rusia y Ucrania juntas exportan más de una cuarta parte de los suministros mundiales de trigo y el conflicto ya ha provocado un aumento en los precios del trigo.


Los futuros de trigo de EE. UU. subieron a un máximo de 14 años la semana pasada, con los importadores desesperados por encontrar suministros para llenar el vacío de Ucrania.


“Ya estamos viendo que los precios del trigo se disparan con el potencial de subir más”, dijo Quist. "Si hay una escasez general, eso significará que hay más demanda en otras partes del mundo”.

Canadá es un gran exportador de trigo, junto con EE. UU., y los agricultores pueden beneficiarse del aumento del precio del trigo; pero la mayoría de los agricultores canadienses ya compraron la semilla para plantar la cosecha de este año y les resultaría difícil cambiar de rumbo para plantar más trigo si no se han preparado para hacerlo, dijo Quist. Algunos prevendieron sus cosechas a precios más bajos antes de la invasión, dijo.


Quist dijo que Argentina y Australia, que plantan más tarde que Canadá y EE. UU., pueden tener tiempo para plantar más trigo este año para satisfacer la demanda mundial.


Con las sanciones vigentes y la comunidad mundial congelando el régimen del presidente Vladimir Putin, es probable que las exportaciones de trigo de Rusia también se vean afectadas.


Ucrania se enfrenta a su propia escasez de alimentos, con el cierre de tiendas, hombres llamados a luchar y sus líneas de suministro habituales bloqueadas por el ejército ruso.


El crítico financiero del NDP, Daniel Blaikie, dijo en una conferencia de prensa el viernes que, como resultado de la invasión rusa de Ucrania, “es probable que se sientan graves consecuencias económicas en todo el mundo”.


Aunque Canadá exporta trigo, es probable que la caída de los suministros globales signifique un aumento en el costo de una barra de pan en Canadá.


La diputada del NDP, Rachel Blaney, dijo que lo que estaba sucediendo en Ucrania podría hacer que las desigualdades existentes en Canadá sean “más profundas”.


Ella dijo que los canadienses ya estaban luchando para pagar los alimentos, con más y más personas, incluidas aquellas con trabajo, recurriendo a los bancos de alimentos.



ARTÍCULO POR: MARIE WOOLF

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

15 views0 comments