Canadá sanciona a 160 rusos más por guerra en Ucrania

El primer ministro Justin Trudeau dijo que Canadá está sancionando a 160 funcionarios rusos más en represalia por la invasión de Ucrania por parte de Moscú.


El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ofrece un comunicado de prensa en la sede de la UE en Bruselas, el miércoles 23 de marzo de 2022.
El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, ofrece un comunicado de prensa en la sede de la UE en Bruselas, el miércoles 23 de marzo de 2022.

Trudeau dijo que Canadá también está imponiendo nuevas prohibiciones a la exportación de ciertos bienes y tecnologías a Rusia en un intento por limitar su capacidad para hacer la guerra en Ucrania.


El primer ministro anunció las nuevas medidas al final de un viaje relámpago a Bruselas, donde se dirigió al Parlamento Europeo antes de reunirse con otros líderes de la alianza militar de la OTAN y el G7.


La visita fue la segunda de Trudeau a Europa este mes después de que las fuerzas rusas invadieran Ucrania el mes pasado, lo que provocó la amenaza de seguridad más grave para Europa y América del Norte en generaciones.

Esa amenaza está ejerciendo una nueva presión sobre Canadá para que invierta más en su ejército, y el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, dijo que los aliados acordaron presentar planes en junio para aumentar rápidamente sus gastos de defensa.


Si bien todos los miembros de la OTAN se comprometieron en 2014 a gastar el dos por ciento de su producto interno bruto nacional en la próxima década, Stoltenberg dijo a los periodistas después de la reunión que los aliados ahora acordaron “redoblar” esos esfuerzos.


Los aliados presentarán planes adicionales sobre cómo cumplir el compromiso a tiempo para su próxima reunión, programada para junio en Madrid, España, dijo. “Y doy la bienvenida a que varios aliados hayan anunciado hoy planes para aumentos significativos en los gastos de defensa”.


El compromiso de impulsar el gasto en defensa hace que el gobierno liberal minoritario invierta miles de millones de dólares adicionales, solo unos días después de comprometerse con el NDP a introducir una serie de nuevos programas sociales a cambio de su apoyo en el Parlamento.


El miércoles, la ministra de Defensa, Anita Anand, no mencionó opciones agresivas de gasto durante su testimonio ante un comité de la Cámara de los Comunes, sino que señaló aumentos planificados incluidos en la política de defensa del gobierno de 2017.


Incluso con esos aumentos esperados, el gobierno proyectó que no alcanzaría el objetivo de la OTAN. En cambio, los sucesivos gobiernos canadienses han señalado las numerosas otras contribuciones de Canadá a la OTAN como una mejor medida de su compromiso con la alianza.


“Diré que nuestro gobierno ha estado haciendo inversiones críticas e inteligentes en nuestras fuerzas”, dijo Anand, y agregó que los aumentos de gastos tienen como objetivo garantizar que las fuerzas armadas tengan “las personas, el equipo, el entrenamiento y la cultura adecuados”.

El analista de defensa David Perry del Instituto Canadiense de Asuntos Globales ha estimado que Canadá necesitaría gastar alrededor de $16 mil millones más por año en defensa para cumplir con el objetivo de la OTAN. Actualmente gasta alrededor de $ 30 mil millones por año.


Un análisis de Scotiabank sugiere que el panorama político actual dificulta ver cómo los liberales podrían alcanzar los objetivos de gasto de la OTAN a corto plazo.


El gasto en defensa fue solo un área de enfoque para los líderes, cuyo comunicado final instó a Moscú a instigar de inmediato un alto el fuego en Ucrania y advirtió sobre “graves consecuencias” si Rusia usa armas químicas o biológicas.


El comunicado también apuntó a los comentarios recientes de funcionarios chinos sobre la guerra en Ucrania y la OTAN, y pidió a Beijing que “deje de amplificar las falsas narrativas del Kremlin” y trabaje hacia una resolución pacífica del conflicto.


Europa enfrenta su mayor amenaza de seguridad desde la Segunda Guerra Mundial debido a la invasión rusa de Ucrania, un ataque que ha matado a cientos de civiles y miles de soldados y ha desplazado a 10 millones de personas desde que comenzaron los combates hace un mes.


Más temprano ese día, el presidente ucraniano, Volodymyr Zelenskyy, hizo un pedido urgente de ayuda militar a los líderes de la OTAN y los reprendió deliberadamente por no hacer todo lo posible para ayudar a su país.


Zelenskyy repitió su solicitud de que la OTAN imponga una zona de exclusión aérea sobre el espacio aéreo ucraniano para proteger a su pueblo de las bombas y misiles rusos, una solicitud que el secretario general de la OTAN descartó.


En el texto de su discurso publicado en su sitio web oficial, Zelenskyy también criticó a los miembros de la OTAN por no dar una respuesta clara a su petición anterior o a las solicitudes posteriores de aviones de combate y tanques para reforzar sus fuerzas.


Zelenskyy no culpó a la OTAN por la guerra en su país; pero sus comentarios sugirieron una profunda frustración por la aparente falta de voluntad política entre los miembros de la alianza para proporcionar a Ucrania todas las armas necesarias para defenderse de las fuerzas de Putin y evitar más muertes.


“Ucrania está esperando, esperando una acción real, garantías reales de seguridad, de aquellos cuya palabra es confiable y cuyas acciones pueden mantener la paz”, se lee en los comentarios publicados por Zelenskyy.


ARTÍCULO POR: JORDAN PRESS

FOTOGRAFÍA: GEERT VANDEN WIJINGAERT

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

11 views0 comments