Canadá, UE y EE. UU. desconectan algunos bancos rusos del SWIFT

En el último esfuerzo conjunto para castigar a Rusia por su invasión de Ucrania, EE. UU. junto con la Comisión Europea, Francia, Alemania, Italia, el Reino Unido y Canadá acordaron imponer sanciones paralizantes al sector financiero ruso.


Un soldado ucraniano pasa junto a los escombros de un camión militar en llamas en una calle de Kiev, Ucrania, el sábado 26 de febrero de 2022.
Un soldado ucraniano pasa junto a los escombros de un camión militar en llamas en una calle de Kiev, Ucrania, el sábado 26 de febrero de 2022.

Desconectarán algunos bancos rusos del SWIFT, el sistema dominante para transacciones financieras globales y, por primera vez, establecerán restricciones a su banco central en represalia por la invasión de Ucrania.


Las medidas se anunciaron conjuntamente el sábado como parte de una nueva ronda de sanciones financieras destinadas a “hacer que Rusia rinda cuentas y garantizar colectivamente que esta guerra sea un fracaso estratégico para (el presidente ruso, Vladimir) Putin”.


Las restricciones del banco central apuntan a los más de $ 600 mil millones en reservas que el Kremlin tiene a su disposición, con la intención de limitar la capacidad de Rusia para respaldar el rublo en medio de las sanciones occidentales más estrictas. También limitarán severamente la capacidad de Rusia para importar y exportar bienes.


Acumulativamente, los pasos tomados por Occidente desde que Rusia comenzó la invasión equivaldrían potencialmente a algunas de las sanciones más duras para cualquier país en los tiempos modernos.


Cuando el primer ministro Justin Trudeau anunció otra ronda de sanciones el viernes contra Rusia y Putin, dijo que el gobierno de Canadá apoyaba la eliminación de Rusia del sistema bancario global del SWIFT”.


Funcionarios estadounidenses dijeron que los pasos del sábado estaban enmarcados para enviar el rublo a una "caída libre" y promover una inflación vertiginosa en la economía rusa. Señalaron que las sanciones anunciadas previamente ya han tenido un impacto en Rusia, llevando su moneda a su nivel más bajo frente al dólar en la historia y dando a su mercado de valores la peor semana registrada.


La medida del sábado incluye eliminar a los principales bancos rusos del sistema de mensajería financiera del SWIFT, que diariamente mueve miles de millones de dólares en más de 11.000 bancos y otras instituciones financieras de todo el mundo. La letra pequeña de las sanciones aún se estaba resolviendo durante el fin de semana, dijeron los funcionarios, mientras trabajan para limitar el impacto de las restricciones en otras economías y las compras europeas de energía rusa.

Los aliados a ambos lados del Atlántico también consideraron la opción de la exclusión del SWIFT en 2014, cuando Rusia invadió y anexó Crimea en Ucrania y respaldó a las fuerzas separatistas en el este de Ucrania. Rusia declaró entonces que echarlo de SWIFT equivaldría a una declaración de guerra. Los aliados, criticados desde entonces por responder demasiado débilmente a la agresión de Rusia en 2014, archivaron la idea. Rusia desde entonces ha tratado de desarrollar su propio sistema de transferencia financiera, con un éxito limitado.

Estados Unidos ha tenido éxito antes en persuadir al sistema del SWIFT con sede en Bélgica para que expulse a un país, Irán, por su programa nuclear. Pero expulsar a Rusia del SWIFT también podría perjudicar a otras economías, incluidas las de EE. UU. y su aliado clave Alemania.

La desconexión del SWIFT anunciada por Occidente el sábado es parcial, lo que deja espacio a Europa y Estados Unidos para intensificar las sanciones más adelante. Al anunciar las medidas en Bruselas, la presidenta de la Comisión de la UE, Ursula von der Leyen, dijo que presionaría al bloque también para "paralizar los activos del banco central de Rusia" para congelar sus transacciones.


Cortar varios bancos comerciales del SWIFT “asegurará que estos bancos estén desconectados del sistema financiero internacional y perjudique su capacidad para operar a nivel mundial”, agregó. “Cortar los bancos les impedirá realizar la mayoría de sus transacciones financieras en todo el mundo y bloqueará efectivamente las exportaciones e importaciones rusas”, agregó. “Putin se embarcó en un camino con el objetivo de destruir Ucrania, pero lo que también está haciendo, de hecho, es destruir el futuro de su propio país”.

Conseguir que la UE se uniera para sancionar a Rusia a través del SWIFT había sido un proceso difícil; ya que el comercio de la UE con Rusia ascendía a 80.000 millones de euros, unas 10 veces más que el de Estados Unidos, que había sido uno de los primeros en proponer tales medidas.

Alemania específicamente se había resistido a la medida ya que podría golpearlos duramente. Pero la ministra de Relaciones Exteriores, Annalena Baerbock, dijo en un comunicado que “después del desvergonzado ataque de Rusia… estamos trabajando arduamente para limitar el daño colateral de la desvinculación (Rusia) del SWIFT para que afecte a las personas adecuadas. Lo que necesitamos son restricciones funcionales específicas del SWIFT”.

Como otra medida, los aliados anunciaron el compromiso de “tomar medidas para limitar la venta de ciudadanía, los llamados pasaportes dorados, que permiten a los rusos ricos conectados con el gobierno ruso convertirse en ciudadanos de nuestros países y obtener acceso a nuestros sistemas financieros”.

El grupo también anunció la formación esta semana de un grupo de trabajo transatlántico para garantizar que estas y otras sanciones contra Rusia se implementen de manera efectiva mediante el intercambio de información y la congelación de activos.

Rachel Ziemba, investigadora principal adjunta del Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense, dijo que a pesar de la prohibición total del SWIFT, “estas medidas seguirán siendo dolorosas para la economía de Rusia. Refuerzan las medidas ya tomadas a principios de esta semana al hacer que las transacciones sean más complicadas y difíciles”.

Ziemba dijo que el daño que causan las sanciones a la economía rusa dependerá de qué bancos han sido restringidos y qué medidas se toman para restringir la capacidad de operación del Banco Central.

“Independientemente, este tipo de sanciones cada vez mayores, la eliminación de los bancos del SWIFT y la restricción del Banco Central, todo esto hará que sea más difícil obtener productos básicos de Rusia y aumentará la presión sobre el mercado financiero”.


ARTÍCULO POR: ZEKE MILLER, RAF CASERT Y ELLEN KNICKMEYER FOTOGRAFÍA: EFREM LUKATSKY

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL

51 views0 comments