Cantidad de inmigrantes que Quebec puede recibir, se vuelve el tema central de la campaña electoral



Se acercan las elecciones de Quebec y los líderes de los partidos no han evitado poner la inmigración al frente y al centro de la campaña electoral. Hasta ahora, el debate ha sido superficial, centrado en los números —los partidos han sido acusados ​​de “superarse” entre sí con objetivos de inmigración— y el concepto ambiguo de la “capacidad para integrar” de la provincia a los recién llegados.


Durante el debate de líderes del jueves por la noche, el actual premier Francois Legault advirtió que, si Quebec no obtiene más poderes sobre la inmigración, podría terminar como Suecia, que está luchando contra una ola de delitos relacionada con la inmigración.


Mientras tanto, Karl Blackburn, presidente del consejo de empleadores de Quebec, dijo que la provincia tiene la capacidad, y necesita desesperadamente, aceptar hasta 100,000 inmigrantes al año para abordar la escasez de mano de obra que está afectando negativamente la calidad, el precio y la disponibilidad de bienes y servicios. Ese número es imposible para Legault, cuyo partido tiene una ventaja dominante en las encuestas y que quiere mantener el nivel de inmigrantes en 50.000 por año, el máximo, dijo, que Quebec puede integrar adecuadamente y enseñar francés.


Sin embargo, politólogos y economistas dicen que no hay ninguna investigación que ofrezca respuestas definitivas a la pregunta de cuántos inmigrantes puede recibir una sociedad, incluido Quebec.


El debate sobre la inmigración durante la campaña electoral también se ha centrado en si más recién llegados ayudaría a resolver la escasez de mano de obra que azota a la provincia.


El líder del Parti Québécois, Paul St-Pierre Plamondon, dice que no lo hará, y promete reducir la inmigración a 35.000 al año y solo aceptar a personas que ya hablen francés. El número de los liberales es de 70 000 recién llegados al año, y Québec Solidaire dice que quiere aceptar hasta 80 000 inmigrantes al año para tener suficientes personas que ayuden a construir sus ambiciosos proyectos sobre el cambio climático.


Blackburn, por su parte, hace un llamado a cualquier partido que gane el 3 de octubre para que convoque un foro con las partes interesadas para discutir, de manera tranquila, objetiva y racional, la mejor manera de abordar la escasez de mano de obra que, según él, está causando miles de millones de dólares. de pérdidas a empresas de toda la provincia.


No deberíamos ver a los inmigrantes como consumidores de servicios públicos. Están aquí para contribuir a la vitalidad económica de la provincia.

Dijo Blackburn.


10 views0 comments