• Eliana González

Caos en Brasil proporciona un laboratorio mundial

A medida que la pandemia de coronavirus se apodera de Brasil, los investigadores y las compañías farmacéuticas están recurriendo al gigante sudamericano para estudiar una posible vacuna.



Brasil, donde el número de casos ha excedido los 2 millones, es uno de los pocos lugares para probar vacunas experimentales de coronavirus. Ofrece una combinación inusual y atractiva para la investigación: una tasa de transmisión vertiginosa, así como centros de investigación respetados internacionalmente y un sistema de salud pública con experiencia en la creación y distribución de vacunas.

Según la Organización Mundial de la Salud, a partir del 14 de julio, se estaban desarrollando 163 vacunas Covid-19 en todo el mundo, y 23 de ellas habían comenzado ensayos clínicos con humanos. Pero solo dos han alcanzado la Fase 3, la última etapa científica antes de la aprobación de comercialización, que requiere ensayos a gran escala con miles de personas para evaluar la eficacia y seguridad de la vacuna.

Ambas pruebas de la Fase 3 incluirán a Brasil y están programadas para involucrar al menos a 14,000 brasileños. También se están llevando a cabo conversaciones avanzadas para lanzar tres ensayos de vacunas más en el país, según los institutos brasileños consultados.



Si bien el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ha minimizado en repetidas ocasiones el virus como una "pequeña gripe" y ha sido criticado por expertos por su falta de voluntad para implementar medidas de contención en todo el país, la investigación de la vacuna que está llevando a cabo ahora dentro de las fronteras de Brasil podría ser de relevancia global y podría cambiar el destino que enfrentará el hemisferio norte con la llegada del invierno y una posible segunda ola del virus.

"Todos los productores del mundo siempre buscarán un lugar donde haya una alta transmisión para dar fe de la efectividad de la vacuna. Pero la tasa de infección no es suficiente. Un país necesita tener instituciones que trabajen con protocolos internacionales científicos, regulatorios y éticos para llevar a cabo las pruebas ", dijo Ricardo Palacios, director médico de investigación en Butanta.

Brasil es un lugar así, dijo Natalia Pasternak, investigadora del laboratorio de desarrollo de vacunas del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Universidad de Sao Paulo (USP). Señaló que Brasil tiene instalaciones logísticas y de fabricación avanzadas en comparación con muchos otros países con Covid-19 desenfrenado, como México.


"Es necesario ir a un país donde la enfermedad está circulando fuertemente y donde hay institutos y profesionales calificados para llevar a cabo las pruebas. Brasil ofrece estos dos factores cruciales", dijo.

Más de 76,000 personas murieron en Brasil por el coronavirus, y la Organización Panamericana de la Salud advirtió que los números de casos en esta nación de 211 millones de personas probablemente no alcanzarán su punto máximo hasta mediados de agosto. Se espera que los resultados preliminares de los ensayos se publiquen más adelante este año, y deberían ayudar a acortar el tiempo en que las vacunas en las primeras etapas de desarrollo deberán desarrollarse. ARTÍCULO POR: RODRIGO PEDROSO, MARCIA REVERDOSA Y SASHA DARLINGTON

FOTOGRAFÍA: SANDRO PEREIRA

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZALEZ


MÁS INFORMACIÓN SOBRE LATINOAMÉRICA

Contact Us

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2020 by OndasFM. All Rights Reserved.

4950 Yonge Street  Unit C8   Toronto, ON

 

info@ondasfm.ca

+1(416) 700-8889