Casco que protege del COVID hecho en Ontario

Un par de hermanos de Toronto han encontrado una forma innovadora de proteger a sus familiares y a otras personas en medio de la pandemia de COVID-19.


 Yezin y Dina Al-Qaysi, los fundadores de Vyzr Technologies, han inventado un casco blindado de 360 ​​grados con un sistema de purificación de aire incorporado.
Yezin y Dina Al-Qaysi, los fundadores de Vyzr Technologies, han inventado un casco blindado de 360 ​​grados con un sistema de purificación de aire incorporado.

Yezin y Dina Al-Qaysi, los fundadores de Vyzr Technologies, han inventado un casco blindado de 360 ​​grados con un sistema de purificación de aire incorporado para aquellos que buscan más protección contra el nuevo coronavirus que una mascarilla. Dina dijo que ella y su hermano crearon el casco, llamado BioVYZER, con su madre inmunodeprimida en mente.

“Reunimos esto para personas como ella que necesitaban protección adicional”, dijo Dina.

La pareja, de Concord, Ontario, explicó que el casco cuenta con rejillas de ventilación filtradas con un ventilador a batería que puede expulsar el aire "viciado". El BioVYZER encierra completamente la cabeza del usuario y se extiende hasta el pecho con una pieza de plástico transparente sobre los paneles frontal y lateral para una visualización periférica.

"Simplemente se coloca sobre tus hombros como un chaleco o una mochila", explicó Yezin.

Yezin agregó que ha estado usando el casco en Toronto durante meses, a pesar de recibir miradas curiosas de los espectadores. Sin máscara y con tecnología antivaho (antiempañante), otras personas pueden ver claramente la cara completa del usuario. Si uno necesita meter la mano dentro del casco para rascarse la cara, por ejemplo, Yezin dijo que el diseño presenta dos aberturas laterales con guantes acoplables.

“Desarrollamos estos guantes reversibles; estas son dos pequeñas aberturas en el costado, por lo que si algo le pica, puede pasar los dedos por el guante reversible y rascarse la nariz, ponerse gafas y arreglarse el cabello ", dijo Yezin.

El casco tiene una duración de batería de 12 horas y costará a los consumidores alrededor de $500, según el sitio web de la compañía. Después de publicar el producto en el sitio de financiación colectiva Indiegogo, Yezin dice que el proyecto ha recibido casi $ 1 millón en respaldo hasta ahora. Yezin dijo que desde entonces han vendido "decenas de miles de unidades" de BioVYZER en todo el mundo. Si bien el dúo reconoció que el casco "no es para todos", dicen que el diseño está dirigido principalmente a quienes trabajan en entornos de mayor riesgo. Dicen que también podría utilizarse como forma de hacer frente a la mala calidad del aire. Yezin dijo que los dentistas y el personal de atención médica son solo algunos de los profesionales que han pedido el BioVYZER. Algunos estudiantes en Texas también recientemente juntaron su dinero para comprar uno para su maestro. Otros empresarios han creado sus propias versiones de BioVYZER, incluidos Hall Labs con sede en Utah y Octo Safety Devices de Florida. Con la situación de COVID-19 en constante cambio, Yezin dijo que cree que la demanda de BioVYZER y otros productos similares seguirá creciendo.




ARTÍCULO POR: JOHN VENNAVALLU-RAO Y BROOKLYN NEUSTAETER

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN SOBRE TECNOLOGÍA