China acusa a EE. UU. de politizar la investigación sobre los orígenes del COVID-19

China pasó a la ofensiva el miércoles antes de la publicación de un informe de inteligencia de Estados Unidos sobre los orígenes del coronavirus, en el que un alto funcionario acusó a Estados Unidos de politizar el tema al buscar culpar a China.


Fu Cong, director general del departamento de control de armas del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, habla en una conferencia de prensa sobre cuestiones relacionadas con el seguimiento del origen de COVID-19, en Beijing, China, el 25 de agosto de 2021.
Fu Cong, director general del departamento de control de armas del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, habla en una conferencia de prensa sobre cuestiones relacionadas con el seguimiento del origen de COVID-19, en Beijing, China, el 25 de agosto de 2021.

Fu Cong, director general del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo en una sesión informativa para periodistas extranjeros que "el chivo expiatorio de China no puede encubrir a Estados Unidos".


"Si quieren acusar sin fundamento a China, es mejor que estén preparados para aceptar el contraataque de China", dijo.

China, EE. UU. y la Organización Mundial de la Salud están envueltos en una disputa que se centra en si el virus que causa el COVID-19 podría haberse filtrado de un laboratorio en la ciudad de Wuhan, donde la enfermedad se detectó por primera vez a fines de 2019.


Un informe conjunto OMS-China a principios de este año concluyó que una fuga de laboratorio era "extremadamente improbable" y China quiere que la investigación avance hacia otras posibilidades. El escenario más probable, según el informe, es que el virus saltó de los murciélagos a otro animal que luego infectó a los humanos.


Pero los hallazgos no son concluyentes y el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo a fines de marzo que "todas las hipótesis están sobre la mesa y ameritan estudios completos y adicionales".


El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, ordenó una revisión de 90 días por parte de las agencias de inteligencia de ambas teorías. La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el lunes que se espera que se publique una versión sin clasificar del informe en "varios días".


China ha respondido a las continuas especulaciones sobre una filtración del Instituto de Virología de Wuhan sugiriendo que el virus podría haber escapado de Fort Detrick, un laboratorio militar estadounidense en Maryland.


Fu, quien dirige el Departamento de Control de Armas del Ministerio de Relaciones Exteriores, negó que China esté participando en una campaña de desinformación. Dijo que si otras partes insisten en seguir la teoría de las fugas de laboratorio, entonces el equipo de investigadores de la OMS debería visitar Fort Detrick. Lo describió como una cuestión de justicia; ya que la OMS ha estado en el instituto de Wuhan dos veces.


"Si el Dr. Tedros cree que no debemos descartar la hipótesis de una fuga de laboratorio, bueno, él sabe a dónde ir", dijo Fu. "Necesita ir a los laboratorios de Estados Unidos".

China señala que el instituto de enfermedades infecciosas de Fort Detrick ha estudiado los coronavirus y que estuvo cerrado durante varios meses en 2019-20 por violaciones de seguridad.



ARTÍCULO POR: KEN MORITSUGU

FOTOGRAFÍA: TINGSHU WANG

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL