China ordena pruebas masivas en Wuhan a medida que se propaga un brote de COVID-19

China suspendió vuelos y trenes, canceló juegos de la liga de baloncesto profesional y anunció pruebas masivas de coronavirus en Wuhan el martes, cuando los brotes cada vez mayores de la variante Delta se esparcen en a la ciudad donde se detectó en COVID-19 por primera vez a fines de 2019.


En esta foto de archivo del 5 de julio de 2021 publicada por la Agencia de Noticias Xinhua, un trabajador médico recolecta una muestra de hisopo para una prueba de ácido nucleico en la ciudad de Ruili, en la provincia de Yunnan, suroeste de China.
En esta foto de archivo del 5 de julio de 2021 publicada por la Agencia de Noticias Xinhua, un trabajador médico recolecta una muestra de hisopo para una prueba de ácido nucleico en la ciudad de Ruili, en la provincia de Yunnan, suroeste de China.

Si bien el número total de casos sigue siendo de cientos, están mucho más extendidos que cualquier cosa con la que se haya enfrentado China desde el brote inicial que devastó Wuhan a principios de 2020 y con el tiempo se extendió al resto del país y al mundo.


China no ha eliminado al COVID-19; pero lo ha frenado en gran medida en casa, con cierres rápidos y pruebas masivas para aislar a las personas infectadas cada vez que surgen nuevos casos. La mayoría de los brotes anteriores no se extendieron mucho más allá de una ciudad o provincia. Esta vez, se han confirmado casos en más de 35 ciudades en 17 de las 33 provincias y regiones de China.


Las ciudades de Nanjing y Yangzhou cancelaron todos los vuelos domésticos y Beijing detuvo los trenes de larga distancia desde 23 estaciones. La Asociación China de Baloncesto dijo que los partidos de su liga profesional masculina serían suspendidos debido a la pandemia.


Wuhan, una capital provincial de 11 millones de habitantes en el centro de China, es la última ciudad en someterse a pruebas en todo su territorio. El lunes se confirmaron tres casos allí, los primeros casos no importados en más de un año. Estos se encontraban entre los 90 nuevos casos confirmados en todo el país el día anterior, dijo el martes la Comisión Nacional de Salud. De ellos, 61 estaban diseminados localmente y 29 entre personas que habían llegado recientemente del extranjero.


La mayoría de los casos locales todavía se encuentran en la provincia de Jiangsu, donde comenzó un brote en el aeropuerto de Nanjing, la capital provincial, y se ha extendido a otras partes de la provincia y más allá. Las autoridades informaron de 45 nuevos casos, cinco en Nanjing y 40 en la ciudad de Yangzhou, a 105 kilómetros (65 millas) de distancia, donde se estaba llevando a cabo una segunda ronda de pruebas masivas.


Otras cinco provincias y las ciudades de Beijing y Shanghai informaron nuevos casos locales de un solo dígito. En Shanghai, la ciudad más grande del país, un conductor que trabajaba en uno de sus dos principales aeropuertos dio positivo. Beijing ha informado un total de cinco casos en los últimos días.


El brote de Nanjing, que ha sido causado por la variante delta, es la fuente de los casos en la mayoría de los demás lugares. Por otra parte, los brotes de la variante Delta en otros dos lugares se han relacionado con la vecina Myanmar, que ha experimentado un fuerte aumento de las infecciones.


Un brote en Zhengzhou, una ciudad afectada por las inundaciones que mataron a unas 300 personas el mes pasado, comenzó con personas que llegaron de Myanmar por aire. Un tercer brote, el que comenzó antes, se extendió a la provincia de Yunnan desde su frontera con Myanmar.


Los científicos afiliados al gobierno han dicho que las vacunas chinas son menos efectivas contra las nuevas cepas del coronavirus; pero aún ofrecen cierta protección. Actualmente, solo se administran vacunas chinas en esa nación, donde las autoridades dicen que se han administrado más de 1.600 millones de dosis.



FOTOGRAFÍA: WANG GUANSEN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL