• Eliana González

Cientos de médicos de familia se adhirieren al pan de vacunación en Ontario

Es posible que pronto reciba una llamada telefónica de su médico de familia sobre la vacuna COVID-19; ya que cientos de médicos de familia se están preparando para administrar las inyecciones.


Cientos de médicos de familia se adhirieren al pan de vacunación en Ontario.
Cientos de médicos de familia se adhirieren al pan de vacunación en Ontario.

Ontario College of Family Physicians ha confirmado que se están incorporando 300 consultorios médicos familiares en toda la provincia para aplicar más inyecciones para las personas en áreas críticas.


A través de un proyecto piloto el mes pasado, algunos médicos de familia en seis unidades de salud pública, incluidas Toronto y la región de Peel, comenzaron a administrar la inyección de AstraZeneca. Antes y durante el proyecto piloto, los médicos de familia de toda la provincia han estado pidiendo que desean involucrarse más en el lanzamiento de la vacuna.


La presidenta de la OCFP, la Dra. Liz Muggah, dijo que hace un par de semanas, después de que la provincia vio su segunda asignación de vacunas contra AstraZeneca, las unidades de salud pública se comunicaron para ver quién estaría dispuesto a vacunar en sus oficinas.


Muggah dijo que si bien las unidades de salud pública han hecho un trabajo tremendo con las clínicas de vacunación masiva y las ubicaciones emergentes, los médicos de familia pueden contribuir a ese trabajo.


“Hay pacientes que no querrán ir a una de esas clínicas de vacunación masiva”, dijo Muggah, “tal vez sean ancianos que hasta ahora han tenido mucho cuidado de no exponerse y, por lo tanto, preferirían poder ir a el consultorio de su médico de familia, un entorno que conocen, un lugar donde se sienten seguros y eso es realmente importante".

Los médicos de familia que administran vacunas también representan una oportunidad para que los pacientes hagan más preguntas sobre las vacunas si tienen dudas, dijo Muggah.


“Hay varios pacientes en la población de Ontario, alrededor de un 30 por ciento, que todavía tienen dudas. Por lo tanto, la oportunidad de que vengan a vernos, nos hagan esas preguntas y reciban respuestas de alguien en quien confían, alguien que sabe cuál es su historial personal y su historial médico, les permite entonces sentirse como 'bien, estoy listo y me vacunaré ahora'”.

Muggah espera ver que más médicos de familia se unan para administrar las vacunas y también quiere que ellos también tengan acceso a la vacuna COVID-19 de Moderna.


“También estamos pidiendo que se nos permita administrar la vacuna de Moderna, una opción que, por un período de tiempo, también se puede guardar en un refrigerador normal. Así que espero que, a medida que veamos estas 300 prácticas incorporadas, el suministro continúe creciendo y veamos más prácticas y también algunas opciones más para que no solo podamos vacunarnos con AstraZeneca, sino que también tengamos la vacuna de Moderna disponible”, dijo.

Muggah dijo que los médicos de familia tienen un papel único que desempeñar en el lanzamiento de la vacuna porque tienen relaciones de confianza con sus pacientes.


“Eso realmente marca la diferencia con la vacuna porque significa que podemos tener conversaciones para ayudar a los nuevos pacientes a dejar de sentirse indecisos y a sentirse seguros acerca de la vacuna. Podemos llegar a los pacientes que pueden no querer o no poder acudir a otras opciones para una vacuna, incluso podemos hacer visitas a los hogares de las personas para asegurarnos de que aquellos que se mantienen en casa también se vacunen ”, dijo Muggah.

Muggah dijo que el lanzamiento de la vacuna será diferente de una región a otra y que se comunicará con su unidad de salud pública para saber cómo se implementará a nivel local.



ARTÍCULO POR: MICHELLE MORTON

FOTOGRAFÍA: FREEPIK

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL