• Eliana González

Consecuencias "ridículas" para policía con conducta racista

El padre de un hombre cuyo teléfono capturó a un oficial de policía de Peel haciendo comentarios racistas dentro de una patrulla, dice que la falta de consecuencias para el oficial es "ridícula" y lo ha llevado a perder toda la fe en la fuerza policial.


Imagen del video de la cámara de seguridad de la patrulla donde Const. Bernard Trlaja fue grabado haciendo comentarios despectivos sobre Masood Masad.
Imagen del video de la cámara de seguridad de la patrulla donde Const. Bernard Trlaja fue grabado haciendo comentarios despectivos sobre Masood Masad.

Después de una espera de dos años y medio por la familia de Masood Masad, esta semana se emitió un veredicto en una audiencia disciplinaria para el oficial policía de Peel, Const. Bernard Trlaja.


Trlaja fue responsable de dos formas de mala conducta cuando arrestó a Masad después de un altercado verbal en 2018 en el restaurante donde Masad, de 24 años en ese momento, estaba recogiendo un pedido para el servicio de entrega de alimentos DoorDash.


El miércoles, Trlaja fue declarado culpable de conducta desacreditada, por lo que estará sujeto a 20 días sin paga, y también tendrá que someterse a 16 horas de clases de manejo de la ira dentro de un plazo de 90 días. Un segundo cargo, arresto ilegal, fue retirado en los primeros días de la audiencia.


"Ahora... volverá al mismo trabajo que dejó hace dos años y medio. Entonces, ¿cuál es el mensaje que estamos enviando al público y a los otros oficiales? El mensaje es: 'Puedes haga lo que quiera, incluso si está registrado, incluso si la evidencia es muy, muy clara, como en nuestro caso", dijo el padre del joven, Bashar Masad.

Fue en noviembre de 2018 cuando un restaurante llamó a la policía después de un altercado en el que Masad supuestamente afirmó que sus empleados llegaban 20 minutos tarde con una orden que debía entregar.


Trlaja llamó a casa de Masad. Su madre creyó que era un estafador al principio y le pidió al oficial que fuera a la casa en persona.


Cuando lo hizo, hubo un enfrentamiento. Masad intentó grabar el incidente, pero la policía lo arrestó, confiscó su teléfono y Trlaja lo colocó en el asiento delantero de su patrulla.


En algún momento, el teléfono comenzó a grabar nuevamente, capturando a Trlaja haciendo comentarios despectivos sobre la madre de Masad y sobre sus antecedentes.


Entre los comentarios: "Olvídalo, este niño obviamente no entiende las reglas, la naturaleza y la cultura de Canadá". Trlaja también dijo: "Está bien, él quiere ser violento y traer esa violencia con él, entonces tendrá que aprender el camino".


Todos los cargos contra Masad, que llegó a Canadá cuando tenía seis años, fueron retirados.


La esperanza, dijo Bashar Masad, era que Trlaja estuviera sujeto a una sanción más significativa: licencia administrativa y una amonestación, por ejemplo. También esperaba que la fuerza policial analizara cambios más amplios, como cámaras dentro de las patrullas y examinar si la policía debería poder hacer llamadas telefónicas anónimas.


En cambio, "es como una invitación a todos los demás oficiales de policía para que puedan hacer lo que quieran. No hay consecuencias", dijo, y agregó que la familia ahora está explorando dejar no solo la región de Peel, sino también Canadá para comenzar una nueva vida en los EE. UU.



ARTÍCULO VÍA CBC NEWS

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL