COVID-19: Contagiarse del virus por parte de un paciente asintomático es raro según la OMS


El comentario de la Organización Mundial de la Salud de que la transmisión oficial del nuevo coronavirus por personas que no desarrollan síntomas es raro provocó un nuevo debate entre los expertos en enfermedades infecciosas sobre los riesgos de los llamados esparcidores silenciosos de Covid-19.



"Todavía parece raro que una persona asintomática realmente transmita a un individuo secundario", dijo Maria Van Kerkhove, jefa de la unidad de zoonosis y enfermedades emergentes de la OMS, en una conferencia de prensa en Ginebra. Ella dijo que su comentario, que reitera la posición anterior del grupo sobre los llamados casos asintomáticos, se basa en informes detallados de rastreo de contactos de varios países.


Aunque la organización de salud había dicho desde febrero que no veía los casos asintomáticos como una causa importante de propagación viral, el comentario de Van Kerkhove en una conferencia de prensa el lunes revivió la controversia sobre las rutas de transmisión del coronavirus. La incertidumbre sobre el tema ha obstaculizado los esfuerzos de las naciones para reabrir economías maltratadas, y el New England Journal of Medicine advirtió previamente que la transmisión del SARS-CoV-2 por personas aparentemente sanas es "el talón de Aquiles del control de la pandemia de Covid-19".



Restricciones rígidas


Los países de todo el mundo han sido cautelosos al relajar las pautas de distanciamiento social y las rígidas restricciones de viaje, por temor a que las personas sin síntomas puedan propagar el patógeno Covid-19 sin control en todas las comunidades.


"Los asintomáticos siguen siendo importantes, especialmente si se quiere reducir los niveles de virus a niveles muy bajos de transmisión", dijo Peter Collignon, profesor de medicina clínica en la Escuela de Medicina de la Universidad Nacional de Australia en Canberra, quien asesora al gobierno australiano sobre control de infección.


Debido a que identificar casos asintomáticos es muy difícil, los EE. UU. Y otras naciones han luchado para implementar pruebas adecuadas para medir qué tan extendida se ha vuelto la enfermedad. La ciudad china de Wuhan completó recientemente las pruebas de toda su población de 11 millones en un esfuerzo por identificar casos para evitar un resurgimiento de infecciones.


Segundas olas que son difíciles de rastrear la recuperación del virus de la peste en Asia

Van Kerkhove citó una serie de informes de países que realizan un seguimiento detallado de contactos, en el que se siguieron casos asintomáticos y sus contactos, que no encontraron evidencia de transmisión secundaria. Ella dijo que los países deberían centrarse en seguir los casos sintomáticos.


"Si realmente seguimos todos los casos sintomáticos, aislamos esos casos, seguimos los contactos y los pusimos en cuarentena, reduciríamos drásticamente la transmisión", dijo.



231 views0 comments