Creciente brecha en la atención preventiva para las enfermedades cardíacas

La falta de atención médica presencial durante el transcurso de la pandemia de COVID-19 ha hecho que los farmacéuticos den alarma sobre una brecha cada vez mayor en la atención preventiva de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.


Los farmacéuticos están alarmados por la creciente brecha en la atención preventiva para las enfermedades cardíacas.
Los farmacéuticos están alarmados por la creciente brecha en la atención preventiva para las enfermedades cardíacas.

Shoppers Drug Mart ha observado una disminución del 30 por ciento en las nuevas recetas de medicamentos para la presión arterial alta desde que comenzó la pandemia. Los nuevos datos también han sugerido que casi uno de cada cinco pacientes que pueden desarrollar con hipertensión no buscan tratamiento o no saben que lo necesitan.


Si no se trata, la presión arterial alta puede provocar un ataque cardíaco, un derrame cerebral y una insuficiencia renal.


"Creo que todos lo sabemos: han habido numerosas consecuencias para las listas de espera de cirugías y los diagnósticos de cáncer a causa de la pandemia; pero una cosa de la que no creo que la gente esté hablando es del impacto en las enfermedades crónicas", dijo Jeff Leger, presidente de Shoppers Drug Mart.

Añadió que más personas deberían buscar tratamiento, especialmente en un momento en el que los cambios en el estilo de vida por la pandemia, como menos movimiento, más estrés, más comida y un mayor consumo de alcohol, deberían aumentar la cantidad de pacientes.


“La presión arterial alta es uno de los factores de riesgo número uno de accidente cerebrovascular y es un factor de riesgo controlable significativo de enfermedad cardíaca. Si consideramos el tratamiento activo de la hipertensión o la presión arterial alta, podemos reducir la incidencia de un accidente cerebrovascular en 35 a 40 por ciento, que es un impacto increíble; ya que un derrame cerebral puede ser muy deteriorante, si no fatal”, dijo Leger.

En muchos casos, la hipertensión se descubre durante un examen físico o un chequeo por otra cosa. Las visitas al médico en persona disminuyeron hasta en un 79 por ciento en los primeros cuatro meses de la pandemia entre marzo y julio de 2020, según un estudio del Institute for Clinical Evaluative Sciences y Unity Health Toronto.


Durante meses, el Ministerio de Salud ha estado alentando a los proveedores de atención primaria a reanudar las visitas en persona según la necesidad clínica y la preferencia del paciente.


“Colectivamente, escuchamos cada vez más sobre consultorios médicos que no brindan atención en persona. Si bien la atención virtual ha permitido el acceso a la atención durante la pandemia, dada la amplia cobertura de vacunación y el EPP totalmente accesible, el COVID-19 ya no debería representar una barrera para la práctica en persona”, se lee en la carta firmada por el Director Médico de Salud, el Ministro de Salud y Director Ejecutivo del Colegio de Médicos y dela organización de Cirujanos de Ontario.


Los médicos también han comenzado a ver algunos otros supuestos daños colaterales de la pandemia del COVID-19 con pacientes que ahora presentan enfermedades, como el cáncer, en estados más avanzados.



ARTÍCULO POR: SHAUNA HUNT

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

27 views0 comments