• Eliana González

¿Cuántos canadienses no han cumplido con las restricciones COVID-19?

Casi el 30 por ciento de los participantes en una encuesta publicada recientemente, que abarco todo Canadá, admitieron haber violado las reglas del COVID-19 y se sintieron justificados al hacerlo.


Casi el 30 por ciento de los encuestados han roto las restricciones del COVID-19, según una nueva encuesta que abarco todo Canadá.
Casi el 30 por ciento de los encuestados han roto las restricciones del COVID-19, según una nueva encuesta que abarco todo Canadá.

La encuesta, realizada por el Centro Canadiense de Investigación Social y Aplicada de la Universidad de Saskatchewan, se realizó entre el 1 y el 14 de junio. La misma le preguntó a 1.000 personas sobre qué tan estrictamente se apegaban a las órdenes de salud pública y de dónde obtenían su información sobre la pandemia.


Alrededor del 29 por ciento dijo que rompió al menos una restricción relacionada con el COVID-19. Las transgresiones más comunes se referían a los límites es las reuniones y el uso de mascarillas.


Pero la encuesta también encontró que los encuestados fueron generalmente diligentes en seguir los requisitos de aislamiento y dieron respuestas honestas a las preguntas relacionadas con la detección del COVID-19.


De las personas que infringieron las reglas, el 62 por ciento dijo que sentía que estaba justificado. Sus razones incluían el deseo de ver a amigos y familiares (27 por ciento) y la creencia de que estaban violando las restricciones de manera segura (17 por ciento). Algunos dijeron que ignoraron las reglas que no creían que tuvieran sentido (21 por ciento) y el siete por ciento dijo que no creían que la pandemia existiera o que fuera un problema.


La encuesta mostró que algunas personas no pensaron que las regulaciones “tenían sentido para ellos” porque estaban completamente vacunadas y sentían que lo que estaban haciendo era seguro dado su estado.


La encuesta tiene un margen de error del 3,1 por ciento, más o menos 19 de cada 20 veces.


El ministro de Salud de Saskatchewan, Paul Merriman, dijo que cree que las redes sociales han jugado un papel importante en confundir a la gente sobre las medidas de salud pública destinadas a detener la propagación del COVID-19.


“El problema que vi en la mayoría de las restricciones que se han implementado desde el otoño fue que había muchas interpretaciones en las redes sociales y por medio de los rumores ”, dijo. “Intentamos comunicar esto de una manera muy clara; pero desafortunadamente algunas partes de la información fueron tergiversadas en las redes sociales. Algunos puntos no estaban claros y creó cierta confusión".

La encuesta encontró que el 35 por ciento de las personas recibían noticias sobre el COVID-19 en las redes sociales, particularmente mediante Facebook, Twitter e Instagram, y el 71 por ciento recibían noticias provenientes del boca en boca.


El mayor número de personas (el 88%) recibía noticias de los medios de comunicación en línea o de la televisión y el 70% también se informaba a través de los sitios web del gobierno.


Merriman dijo que los datos reflejan lo que ha visto en Saskatchewan, donde la gente estaba motivada para buscar información de múltiples fuentes.


“Entiendo que hubo cierta confusión y tuve que aclarar personalmente algunas de las restricciones a las personas para que las entendieran”, dijo. "Pero la buena noticia es que estaban haciendo preguntas, porque querían asegurarse de que estaban cumpliendo con las restricciones y con las pautas, en lugar de malinterpretar las reglas involuntariamente".

La encuesta también encontró que la pandemia ha provocado cierta controversia y luchas en las relaciones cercanas. El veintidós por ciento de los encuestados informaron de una "pelea" con alguien cercano a ellos por diferentes puntos de vista y opiniones sobre la pandemia.


No todos tenían la misma probabilidad de romper las restricciones. Las personas más jóvenes eran más propensas a ignorar los límites de reunión en todos los ámbitos, mientras que los residentes de Quebec y en las Canadian Prairies tenían más probabilidades de romper los límites de reunión en espacios cerrados que en otras partes del país.


A pesar de los resultados de la encuesta, Merriman dijo que está claro que la gente en general ha seguido las restricciones durante la pandemia.


“Cada vez que aumentamos las pautas de salud pública, nuestros números se estabilizaron en las próximas semanas o comenzaron a nivelarse”, dijo. "Así que hubo una buena comprensión de eso".


ARTÍCULO POR: JULIA PETERSON

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL