¿Cuarentena obligatoria en hotel para viajeros que ingresan vía terrestre al país?

Ontario presionó al gobierno federal el viernes para imponer restricciones más estrictas en las fronteras terrestres y el premier Doug Ford dijo que una medida de la cuarentena obligatoria en hotel de tres días era necesaria para abordar la amenaza que representan las variantes del COVID-19.


Ford quiere una cuarentena de hotel obligatoria de 3 días para los viajeros que ingresan por las fronteras terrestres de Canadá.
Ford quiere una cuarentena de hotel obligatoria de 3 días para los viajeros que ingresan por las fronteras terrestres de Canadá.

Ottawa indicó, sin embargo, que no impondría requisitos de cuarentena hotelera en los cruces terrestres según lo solicitado, sugiriendo que esos viajeros no eran una fuente importante de infecciones.


La llamada de Ford al primer ministro Justin Trudeau se produjo mientras Ontario continúa lidiando con casos altos de COVID-19, el 90 por ciento de los cuales ahora son variantes más transmisibles del virus.


"Demasiadas personas están explotando estas débiles medidas en nuestra frontera terrestre para evitar la cuarentena del hotel", dijo el premier. "Cerraría el Aeropuerto Internacional Pearson si tuviera el poder".

Ontario escribió formalmente a Ottawa el jueves por la noche, pidiendo al gobierno federal que imponga cuarentenas obligatorias de tres días en los hoteles para los viajeros que ingresen a Canadá en algunos de los cruces terrestres más transitados.


Los viajeros que aterrizan en los aeropuertos internacionales de Canadá ya tienen que permanecer en un hotel aprobado por el gobierno federal durante tres días mientras esperan los resultados de una prueba COVID-19 realizada a su llegada. La estadía en el hotel es parte de una cuarentena de 14 días que se puede completar en su destino si dan negativo en la prueba.


La carta de Ontario decía que ha habido informes de viajeros internacionales que reservan vuelos a aeropuertos estadounidenses cercanos, toman un taxi a un cruce terrestre entre Estados Unidos y Canadá y cruzan la frontera caminando o conduciendo.


“Estos informes son profundamente preocupantes e ilustran aún más el riesgo extremo que representan las medidas fronterizas inadecuadas frente a las variantes mortales del COVID-19”, decía la carta.


Trudeau dijo el viernes que la importación del COVID-19 a través de las fronteras es "extremadamente baja" y no es un factor importante de propagación. Dijo que las provincias podrían imponer sus propias medidas en los cruces terrestres si así lo deseaban.


“También sabemos que en las fronteras hay una serie de pruebas, hay una cuarentena obligatoria de dos semanas que ha sido efectiva para controlar la importación de casos”, dijo el primer ministro.

Trudeau agregó que Ontario también busca suspender la llegada de estudiantes internacionales en un esfuerzo por frenar la propagación del COVID-19 y dijo que Ottawa estaba trabajando con la provincia en el tema.


El llamado de Ontario a los cruces terrestres sigue una solicitud a principios de esta semana de medidas mejoradas para los viajeros interprovinciales.


En una carta enviada el lunes a Ottawa, Ontario dijo que había cerrado sus fronteras con Quebec y Manitoba a viajes no esenciales; pero no existen medidas para proteger a las provincias de la propagación de variantes de COVID-19 a través de viajes aéreos interprovinciales, un área de responsabilidad federal.


La provincia solicitó una prueba de PCR obligatoria antes de la salida para todos los viajeros aéreos nacionales que ingresen a Ontario, una extensión de las reglas actuales para los pasajeros internacionales que buscan ingresar a Canadá.


Iain Stewart, presidente de la Agencia de Salud Pública de Canadá, dijo el viernes que se han realizado algunos estudios sobre si limitar o no los vuelos nacionales e internacionales.


Los expertos científicos, que asesoran a Ontario sobre la pandemia, han dicho que es importante mantener el control sobre la entrada a la provincia a medida que surgen nuevas variantes de COVID-19. Sin embargo, también han dicho que lo que se necesita actualmente para reducir las altas tasas de infección es poner más límites a los lugares de trabajo esenciales.


Martin Firestone, un corredor de seguros de viaje en Toronto, dijo que muchos de sus clientes están aprovechando el vacío legal de la frontera terrestre para evitar quedarse en los hoteles de cuarentena. Dijo que los servicios de limusina y transporte están disponibles en Buffalo, Nueva York, que transportarán a los canadienses a Toronto por aproximadamente $250.


“Veo una tremenda cantidad de personas que vienen a través de Buffalo, algunos cruzan caminando los puentes de Rainbow y Peace y son recogidos en el otro lado por camionetas, familias y/o amigos”, dijo. "Las empresas estadounidenses están haciendo grandes negocios ahora con el servicio puerta a puerta".


ARTÍCULO POR: SHAWN JEFFORDS

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL