• Eliana González

Día dos del juicio político de Donald Trump

Los demócratas de la Cámara comenzarán dos días de discusiones en el segundo juicio político de Donald Trump, tratando de convencer a los republicanos escépticos de que el expresidente fue responsable de incitar a su multitud de simpatizantes que irrumpieron en el Capitolio de Estados Unidos el 6 de enero e interrumpieron el conteo electoral presidencial.


El Capitolio se ve detrás de barricadas reforzadas cuando comienza el segundo juicio político del ex presidente Donald Trump en el Senado en Washington, el martes 9 de febrero de 2021.
El Capitolio se ve detrás de barricadas reforzadas cuando comienza el segundo juicio político del ex presidente Donald Trump en el Senado en Washington, el martes 9 de febrero de 2021.

Los argumentos del miércoles de los nueve gerentes demócratas de la Cámara en el juicio político, que acusaron a Trump el mes pasado, se producirán un día después de que el Senado votara a favor de seguir adelante con el juicio, aunque los republicanos y los abogados de Trump argumentaron que era inconstitucional porque Trump ya había dejado el cargo. Todos los demócratas y seis republicanos estuvieron en desacuerdo, argumentando que existe un precedente legal para el juicio y que no debería haber excepciones por comportamiento impugnable en los últimos meses de mandato de un presidente.


Si bien los demócratas ganaron la votación del martes, también señaló que probablemente no tendrán los votos para una eventual condena; ya que necesitarían un mínimo de 17 republicanos que voten con ellos. Los demócratas dicen que saben que están argumentando el caso cuesta arriba, pero tienen la esperanza de convertir a más republicanos en la votación final.


Los demócratas están tratando de aprovechar las propias experiencias de los senadores, aprovechando sus emociones mientras describen en detalle y muestran en video, lo que sucedió cuando la mafia rompió las barreras policiales, hirió a los agentes del orden, saqueó el Capitolio y buscó a los legisladores. Los asesores demócratas que trabajan en el equipo de juicio político dijeron el martes que creen que tienen un caso "devastador" contra el ex presidente y que lo procesarán como un juicio penal.


El martes, cuando argumentaron que el juicio era constitucional, se desviaron de sus argumentos sobre el precedente histórico y los Documentos Federalistas para mostrar un video que llevó a los senadores a través de una línea de tiempo visceral y gráfica del 6 de enero, comenzando con el discurso de Trump a sus partidarios en que les dijo que "lucharan como el infierno" para revertir su derrota. Yuxtapuso las palabras de Trump con lo que estaba sucediendo dentro y fuera del edificio cuando los partidarios irrumpieron, mostrando violencia, abucheos dirigidos a la policía y los legisladores dejando cinco muertes.


Se esperan pruebas de video similares el miércoles; ya que comienzan los argumentos sobre los méritos del caso, incluidos algunos que no se han visto antes, según los asistentes, que solicitaron el anonimato para discutir los planes de los gerentes.


Los abogados de Trump tuvieron un mal día el martes; ya que Trump se enfureció por su desempeño y los senadores republicanos que abandonaron el juicio criticaron sus argumentos como "aleatorios", "desorganizados" y "desconcertantes". Trump sintió que el equipo, especialmente el abogado principal Bruce Castor, salió mal en televisión y lucía débil en comparación con los fiscales demócratas, según una persona que habló bajo condición de anonimato para discutir conversaciones privadas.


El viernes, tendrán otra oportunidad, comenzando lo que probablemente serán dos días de discusiones que durarán hasta el fin de semana. Planean argumentar que Trump no incitó a la violencia, que los alborotadores actuaron por su propia voluntad y que el expresidente está protegido por la libertad de expresión.



ARTÍCULO POR: MARY CLARE JALONICK

FOTOGRAFÍA: J. SCOTT APPLEWHITE

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL