• Eliana González

¿Debería celebrarse el día de Canadá?

La gente se está preparando para celebrar el día de Canadá, pero una persona que no honrará el cumpleaños de la nación este año es el director de una Agencia Indígena de Toronto luego del descubrimiento ayer de cientos de tumbas sin nombre en otra antigua escuela residencial en nuestro país.


A raíz de los recientes descubrimientos de cuerpos en British Columbia y Saskatchewan, se han planteado muchas preguntas con respecto a la celebración de día de Canadá.
A raíz de los recientes descubrimientos de cuerpos en British Columbia y Saskatchewan, se han planteado muchas preguntas con respecto a la celebración de día de Canadá.

La reacción nacional e internacional está llegando tras el descubrimiento de 751 tumbas sin nombre en el sitio de una antigua escuela residencial en Saskatchewan.


El jefe regional de Ontario, Glen Hare, lo llamó "otro doloroso recordatorio de las injusticias históricas y las acciones aborrecibles contra los pueblos indígenas en todo Canadá".


“Este es un país que se basa en el racismo institucionalizado y el genocidio de los pueblos indígenas. El trágico legado y los efectos devastadores de estas escuelas residenciales están profundamente arraigados en nuestras comunidades, así como el racismo sistémico y los prejuicios contra los pueblos indígenas están arraigados en la sociedad canadiense como resultado".

Hare dijo que está pidiendo al primer ministro Justin Trudeau, al gobierno federal y a los gobiernos provinciales que declaren un día nacional de luto el 1 de julio, "en honor a los niños cuyos restos fueron encontrados en antiguas escuelas residenciales en Saskatchewan, British Columbia y en todo el país."


Frances Sanderson, presidenta del Consejo de Servicios de Apoyo a los Aborígenes de Toronto, dijo que este es un momento difícil para todas las Primeras Naciones, los métis y los inuit.


“¿Cómo se puede esperar que celebremos un cumpleaños en medio de un funeral y el duelo por más de 1000 niños pequeños?”, Preguntó.


Sanderson dijo que dependerá de cada individuo responder a su manera.


"En cuanto a mí respecta, no voy a celebrar", admitió. "Me tomaré el tiempo para contemplar la pérdida de las familias, pensar en las comunidades de las que habrían sido parte y reflexionar sobre el gobierno y la iglesia que le dieron la espalda a los pequeños".

Sanderson dijo que la verdad es que se perdieron generaciones de niños pequeños y bebés y la parte de la reconciliación aún no se ha realizado, por lo que en realidad no hay tiempo para celebrar.


“Cada uno lo manejará a su manera, y no voy a decirle a la gente que celebre o no celebre. Solo sé que nuestra comunidad no celebrará".

Mientras tanto, Kenny Bell, el alcalde de Iqaluit, Nunavut dijo que le ha pedido al personal de la ciudad que baje indefinidamente todas las banderas en la propiedad de la ciudad y que retire las banderas en el ayuntamiento, con una excepción, la bandera del orgullo que ondeará hasta el 30 de junio.


El cómo pasarán los líderes federales el Día de Canadá es otra cuestión pendiente sobre el Parliament Hill, donde el descubrimiento de una tumba sin nombre para 215 niños indígenas que asistieron a una escuela residencial en Britids Columbia tiene al país lidiando con sus raíces racistas.


“Estoy muy orgulloso de ser canadiense y sé que la mayoría de las personas también lo están”, dijo el líder conservador Erin O'Toole.

O'Toole dijo que no puede permanecer en silencio cuando la gente intenta cancelar el día de Canadá. Algunas ciudades no utilizaran fuegos artificiales habituales y ni ondearan banderas después de los descubrimientos en Kamloops, BC y en Saskatchewan.


“Se han cometido atrocidades en esta tierra”, dijo el ministro de Servicios Indígenas, Mark Miller, quien admite que tiene sentimientos encontrados sobre el día de Canadá. Miller dijo que el 1 de julio debería ser un momento de reflexión sobre lo que es Canadá y lo que ha hecho.


El jefe Bobby Cameron, jefe de la Federación de Naciones Indígenas Soberanas, dijo que esto es solo el comienzo de este tipo de descubrimientos. Él dijo que las Primeras Naciones esperan y exigen una investigación pública completa, y agrega que merecen justicia.


“Tratamos de ponernos en el lugar de esos niños que ya no están con nosotros”, dijo. “Que han estado esperando durante décadas para tener un entierro adecuado y ser honrados adecuadamente entre nuestros propios protocolos, tradiciones y costumbres”.

El primer ministro Justin Trudeau calificó el descubrimiento de estas últimas tumbas sin nombre como un recordatorio vergonzoso del racismo sistémico, la discriminación y la injusticia que los pueblos indígenas han enfrentado y continúan enfrentando.


La ciudad de Toronto dijo que la Torre CN brillará en naranja en lugar del rojo y blanco habituales el 1 de julio.


“Mientras lloramos por estos niños perdidos en Kamloops y Marieval y mientras continúan las búsquedas en otros sitios de escuelas residenciales, seguimos comprometidos con hacer un verdadero trabajo de reconciliación”, dijo el alcalde John Tory. "Estos descubrimientos recientes nos ponen cara a cara con una verdad brutal que debemos reconocer y nunca olvidar".

El jefe de una Primera Nación de Saskatchewan dijo que llevará años identificar los cuerpos que podrían estar en las 751 tumbas sin nombre; pero el jefe de la Primera Nación de Cowessess, Cadmus Delorme, dijo que su comunidad está comprometida con la tarea para que todos puedan sanar.


“Esta es la fase uno. Vamos a identificar todos los nombres que podamos, usando todos los registros”, dijo Delorme. “La Iglesia Católica Romana va a trabajar con Cowessess, y con nuestras historias orales pondremos una lápida y un nombre a cada uno de ellos”.


ARTÍCULO: FIL MARTINO Y LUCAS CASALETTO EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN NACIONAL