• Eliana González

Decisiones difíciles sobre reuniones festivas

La segunda ola de la pandemia de COVID-19 continúa dejando su huella en todo el país. El aumento de casos ha obligado a algunos líderes provinciales a tomar decisiones difíciles en lo que respecta a las celebraciones navideñas.


El premier de Manitoba, Brian Pallister, habla con los medios de comunicación antes de la lectura del Discurso del Trono en la Legislatura de Manitoba en Winnipeg, el miércoles 7 de octubre de 2019.
El premier Manitoba, Brian Pallister, habla con los medios de comunicación antes de la lectura del Discurso del Trono en la Legislatura de Manitoba en Winnipeg, el miércoles 7 de octubre de 2019.

Las provincias de la pradera se han convertido en el epicentro de la pandemia del país en las últimas semanas y el premier de Manitoba, Brian Pallister, hizo una emotiva súplica a los residentes el jueves.


Mientras hablaba de la necesidad de imponer restricciones, Pallister admitió que puede que no sea popular, pero es el que se encuentra en la poco envidiable posición de decirles a los habitantes de Manitoba que no pueden reunirse durante las vacaciones.


"Soy ese tipo, y lo diré porque te mantendrá a salvo", dijo Pallister. “Soy el tipo que está robando la Navidad para mantenerte a salvo. El año que viene tendremos mucho que celebrar ... si hacemos lo correcto este año".

Los partidos de oposición han criticado la respuesta pandémica de Pallister. Ha sido acusado de no tomar suficientes medidas para prevenir el reciente aumento de casos en Manitoba.


Actualmente, Alberta tiene la tasa per cápita más alta de COVID-19 del país. La provincia registró un registro de un solo día de nuevos casos el jueves, reportando 1.854.


A pesar de las condiciones actuales, el premier Jason Kenney y su gobierno han dudado en poner en vigor estrictas restricciones en la provincia.


Las reuniones en interiores de cualquier tipo están actualmente prohibidas. Las restricciones actuales entraron en vigor el 24 de noviembre y "estarán vigentes durante al menos tres semanas".


En Quebec, el premier Francois Legault ahora está diciendo que los quebequenses tampoco podrán reunirse durante las vacaciones.


La provincia originalmente planeaba permitir que grupos de hasta diez se reúnan durante la Navidad en regiones donde actualmente están prohibidas las reuniones de cualquier tipo. Los nuevos números han obligado a Legault a dar marcha atrás en su promesa.


"Con los números que tenemos, no es realista pensar que seremos capaces de cambiar la situación a tiempo para Navidad", dijo Legault. "Necesitamos proteger a nuestras enfermeras y a los ancianos".

Legault señaló una excepción, los residentes podrán visitar a cualquiera que se vaya solo.


En Ontario, Toronto y la región de Peel estarán bloqueadas hasta al menos el 21 de diciembre. Aunque el premier Doug Ford ha instado a los residentes a limitar las reuniones de vacaciones a los miembros de sus propios hogares.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

FOTOGRAFÍA: JOHN WOODS

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

37 views0 comments