• Eliana González

Desafío de trastornos alimenticios en pandemia

Niños y adolescentes padecen trastornos alimentarios más que nunca, según el hospital pediátrico más grande de Canadá, ya que el aislamiento social causado por las interrupciones escolares y los límites en las actividades extracurriculares cobra un precio.



Los niños de tan solo 9 y 10 años reciben tratamiento por trastornos alimentarios. Los pediatras dicen que muchos de sus nuevos pacientes están más enfermos y tienen más bajo peso que los que se ven típicamente antes de la pandemia, mientras que el tiempo de espera para las derivaciones para pacientes ambulatorios se ha duplicado a seis meses.


Los médicos dicen que las estrategias de mitigación de salud pública para limitar la propagación del virus, como el cierre de escuelas y frenar las actividades, son importantes, pero que muchos niños están sufriendo los efectos de estar aislados de sus compañeros y tener poca rutina. Además, los niños en las redes sociales están inundados por una cultura de dieta generalizada, y para muchos niños y adolescentes, lo que pudo haber comenzado como una forma de volverse más saludables se ha convertido en comportamientos peligrosos. Los jóvenes con trastornos alimentarios a menudo tienen problemas de salud mental concurrentes, como ansiedad y depresión, que también se han visto exacerbados por las restricciones sociales, dicen los médicos.


Los especialistas en todo el país, así como en Gran Bretaña y Estados Unidos, están viendo un "aumento" en los casos, dijo el Dr. Katzman, y están aún más preocupados por el aumento del número y el nivel de agudeza durante la segunda ola de la pandemia. En SickKids, el hospital proyecta que aproximadamente un 30 por ciento más de niños con trastornos alimentarios serán admitidos este año fiscal, que termina el 31 de marzo. También espera más de 240 derivaciones para pacientes ambulatorios, en comparación con las 150 del año fiscal pasado.


Muchos pacientes se involucran más a menudo en comportamientos de trastornos alimentarios, como hacer ejercicio excesivo, restringir la comida y purgarse, dijo, y sus síntomas son mucho más graves.


En el North York General Hospital, los pacientes con trastornos alimentarios normalmente ocupan hasta cuatro camas en la unidad pediátrica de 12 camas. Hoy son alrededor de las nueve. La lista de espera para los programas de tratamiento para pacientes estables oscila entre seis y nueve meses, frente a los tres meses prepandémicos.


Samantha Martin, especialista en medicina de adolescentes y pediatra del hospital, dijo que los médicos están atendiendo a niños con comorbilidades importantes de salud mental que requieren un equipo de especialistas. Ella describió la situación como una "pandemia en la sombra".


"Los padres están haciendo lo mejor que pueden", dijo, y agregó que las señales de advertencia que se deben buscar incluyen pérdida de peso, ejercicio excesivo, mayor rigidez al comer y evitar la comida.


“Los adolescentes me dicen que tienen más tiempo para concentrarse en sus preocupaciones sobre la imagen corporal. Encuentran que las redes sociales son muy estimulantes, y lo que comenzó como una forma de volverse saludable rápidamente se convirtió en desorden alimenticio y comportamientos poco saludables ". Las familias también deben comunicarse con su médico temprano si tienen inquietudes, dijo el Dr. Martin.



ARTÍCULO POR: CAROLINE ALPHONSO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ

MÁS INFORMACIÓN SOBRE SALUD

Contact Us

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2020 by OndasFM. All Rights Reserved.

4950 Yonge Street  Unit C8   Toronto, ON

 

info@ondasfm.ca

+1(416) 700-8889