Después de gastar millones en medidas contra el COVID-19, el Reino Unido aumentará los impuestos

El primer ministro Boris Johnson dijo que el aumento de impuestos garantizará que la población británica que envejece pueda acceder a la atención médica.


El primer ministro británico, Boris Johnson (derecha), junto con el ministro de Hacienda, Rishi Sunak, y el secretario de Salud, Sajid Javid, llegan para una conferencia de prensa en Downing Street, en Londres, el 7 de septiembre de 2021.
El primer ministro británico, Boris Johnson (derecha), junto con el ministro de Hacienda, Rishi Sunak, y el secretario de Salud, Sajid Javid, llegan para una conferencia de prensa en Downing Street, en Londres, el 7 de septiembre de 2021.

El primer ministro británico, Boris Johnson, estableció planes para aumentar los impuestos a los trabajadores, empleadores y algunos inversores el martes.


La medida es parte de un intento de solucionar una crisis de financiamiento de la atención médica y social después de que el gobierno gastó cientos de miles de millones para combatir la pandemia del COVID-19.


Después de una promesa anterior de no aumentar los impuestos, Johnson está volviendo a un compromiso anterior de abordar el sistema de atención social de Gran Bretaña, que se espera que duplique su costo durante las próximas dos décadas a medida que la población envejezca.


También busca abordar un retraso en el sistema de salud de Gran Bretaña. Millones de personas han estado esperando meses para recibir tratamiento del Servicio Nacional de Salud estatal, desde que se reorientaron los recursos para tratar con pacientes con COVID-19.


Los políticos británicos han intentado durante años encontrar una forma de pagar la asistencia social, aunque los sucesivos primeros ministros conservadores y laboristas han eludido el tema porque temían que enojaría a los votantes y a sus propios partidos.


Ignorando la fuerte inquietud en su partido, Johnson describió este cambio como un nuevo impuesto a la atención social y de salud que hará que la tasa de impuestos sobre la nómina del Seguro Nacional pagados tanto por los trabajadores como por los empleadores aumente en 1,25 puntos porcentuales, con el mismo aumento también aplicado a la impuesto sobre los dividendos de los accionistas.


Dijo que los aumentos recaudarían alrededor de $ 62 mil millones en tres años.



ARTÍCULO POR: THOMSON REUTERS

FOTOGRAFÍA: TOBY MELVILLE

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL