Discurso lleno de esperanza en Navidad

La reina Isabel habló sobre la esperanza y la bondad, elogiando a las enfermeras, los trabajadores de servicios de primera línea y los buenos samaritanos en su mensaje anual de Navidad.



Sin embargo, ni una sola vez en el mensaje que hacía referencia al distanciamiento social y los "desafíos del año", la Reina usó las palabras "COVID-19", "coronavirus" o "pandemia".


“Sorprendentemente, un año que necesariamente ha mantenido a las personas separadas, de muchas maneras, nos ha acercado más”, dijo. “Seguimos inspirándonos en la amabilidad de los extraños y nos consuela que, incluso en las noches más oscuras, hay esperanza en el nuevo amanecer”.

La Reina dijo que su fe cristiana ha sido una fuente de esperanza para ella, llamando a las enseñanzas de Cristo su "luz interior". También habló sobre el impacto de la pandemia en personas de otras religiones y sobre cómo sacar esperanza de sus tradiciones.


“El mes pasado, los fuegos artificiales iluminaron el cielo alrededor de Windsor, mientras hindúes, sijs y jainistas celebraban Diwali, el festival de las luces, brindando momentos alegres de esperanza y unidad, a pesar del distanciamiento social”, dijo.