Disparidad entre la segunda dosis y la de dosis de refuerzo contra el COVID-19 en Canadá

Si bien la vacunación contra el COVID-19 fue relativamente alta en Canadá para las dos primeras dosis, no se puede decir lo mismo de la vacuna de refuerzo.


Disparidad entre la segunda dosis y la de dosis de refuerzo contra el COVID-19 en Canadá.
Disparidad entre la segunda dosis y la de dosis de refuerzo contra el COVID-19 en Canadá.

Los números son similares en todo Canadá, con una gran caída en la aceptación entre la segunda y la tercera dosis de la vacuna.

En general, el 81 por ciento de la población canadiense elegible tiene dos dosis de la vacuna COVID-19 y el cuarenta y siete por ciento tiene las tres. Mientras que el 82 por ciento de los habitantes de Ontario ya recibió la doble vacuna, solo el 49 por ciento tiene tres dosis. En BC, el 85 por ciento tiene dos dosis; pero solo el 53 por ciento ha recibido su tercera dosis. Es lo mismo en Manitoba, donde el 78,2 por ciento de los manitobanes elegibles ya recibieron una dosis doble, mientras que solo el 41 por ciento se presentaron para recibir la inyección de refuerzo.

La viróloga Alyson Kelvin cree que muchas personas no son conscientes de lo crucial que es la tercera dosis debido a cómo los políticos y los funcionarios de salud han decidido nombrar las dosis.

“Es importante que seamos flexibles en nuestra comprensión de lo que significa la vacunación completa en este momento dinámico en el cambio de la memoria inmunológica y el cambio de este virus”, dijo Kelvin de la Universidad de Saskatchewan. “Tener esa tercera dosis es una medida de gran protección contra enfermedades graves, hospitalizaciones y muertes asociadas con el SARS-CoV-2”.

Kelvin dijo que incluso antes de que las terceras dosis estuvieran disponibles, se pensaba que dos dosis eran el camino hacia la inmunidad total, razón por la cual el término "completamente vacunado" se asoció con solo con dos inyecciones.

Ella dijo que ese ya no es el caso y que los funcionarios de salud pública deben dejar de llamar a la tercera dosis un "refuerzo" e informar al público que es una inyección crucial para la inmunización.

El Dr. Andrew Boozary, médico de atención primaria en Ontario, dijo que las hospitalizaciones están aumentando junto con el recuento de casos y los niveles de COVID-19 en los datos de aguas residuales.

Él agregó que el levantamiento de las restricciones en las provincias de Canadá ha dado a los canadienses una falsa sensación de seguridad.

“Lo que estamos viendo en el terreno es una verdadera confusión”, dijo Boozary, director ejecutivo del Centro Gattuso de Medicina Social (Red de Salud Universitaria). “Parece que los formuladores de políticas dicen que esto ha terminado, cuando los riesgos siguen siendo muy reales. La gente ve que sus seres queridos se infectan, las personas con mayor riesgo y sin terceras dosis tienen un riesgo mucho mayor de terminar en un hospital o en una cama de UCI”.

Boozary cree que los canadienses deben ser más capaces de adaptarse a una situación cambiante.

“Por supuesto que queríamos que fuera una vacuna de solo dos dosis; pero la realidad es que se requieren tres dosis para obtener esa protección completa y mantener a las personas fuera del hospital”, dijo.

Además de cierta información errónea que sofoca la tercera dosis en Canadá, Boozary comentó que todavía hay obstáculos reales para quienes se encuentran sin hogar o dudas en las comunidades racializadas.

Él dijo que la pandemia ha desenterrado barreras que siempre han existido, y ahora es el momento de reconocerlas, eliminarlas y trabajar para que más canadienses y personas en el resto del mundo estén completamente vacunadas.



ARTÍCULO POR: MIKE ALBANESE

FOTOGRAFÍA: TWITTER / @MGHTORONTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

44 views0 comments