Dos policías muertos en tiroteo en una casa en Innisfil



Dos policías murieron luego de un intercambio de disparos con un sospechoso dentro de una casa de Innisfil el martes por la noche.


Las autoridades dijeron que dos oficiales del Servicio de Policía de South Simcoe respondieron a una llamada de disturbios en una casa poco antes de las 8 p.m.


La Unidad de Investigaciones Especiales (SIU) dijo que hubo un intercambio de disparos entre un hombre de 23 años y dos oficiales.


El jefe interino de la policía, John Benedict, visiblemente afectado dio los detalles del incidente.



Cuando los dos oficiales llegaron fueron recibidos a disparos dentro de la casa y el sospechoso fue declarado muerto después de un tiroteo con la policía. Los heridos fueron rápidamente llevados a un hospital local donde uno de los oficiales murió. El otro oficial fue llevado por aire a un centro de trauma en Toronto y esta mañana también falleció. con profundo dolor informo la muerte de los agentes Devon Northbrook y del agente Morgan Russel. Las palabras no pueden expresar nuestro dolor.

Morgan Russel tenía 54 años y era un veterano con 33 años de servicio. Esta asignado a las patrullas uniformadas y lo sobreviven su esposa y dos hijos adultos. Esto es personal para mi, acudí junto Morgan al llamado de unirnos a la policía hace 33 años.

La SIU informó que seis investigadores y tres investigadores forenses han sido asignados al caso.


La Policía Regional de York también está llevando a cabo su propia investigación sobre los detalles que rodean el tiroteo de los oficiales.


Decenas de vehículos de la policía participaron hoy en una procesión en honor a los oficiales caídos y el primer ministro Trudeau expresó sus condolencias públicas a los deudos de los policías.


Trudeau también fue abordado por la prensa sobre lo que está haciendo el gobierno federal para evitar la proliferación de las armas ilegales.


El primer ministro puntualizó las medidas e hizo un llamado a los conservadores para que apoyen las disposiciones de control y prohibición de armas de fuego:



Necesitamos hacer más, no solo acompañar a estas familias en su dolor, sino mantener a las comunidades seguras. Por eso como gobierno continuamos dando pasos adelante en el control del arma. Hemos fortalecido las medidas en la frontera y eso se refleja en que el año pasado interceptamos el doble de armas ilegales que el año anterior. Y ese trabajo continúa, seguiremos invirtiendo para asegurarnos que la gente esté segura. Pero al mismo tiempo hemos tomado las medidas más fuertes para combatir la violencia armada en la historia de Canadá. Trajimos la prohibición de las armas de asalto, ya no es legal comprar, vender o usar un arma de asalto en este país y pusimos en marcha un programa de recompra para asegurarnos de que esas armas salgan de circulación de las calles y de personas que las tengan. También nos hemos avanzado en una congelación de armas cortas, para asegurarnos que ninguna pistola nueva se venda en el país. Estas son medidas, que unidas a otras harán nuestras comunidades más seguras. Por eso llamamos a todos los parlamentarios, de todos los partidos, pero particularmente del partido conservador que dejen de obstruir las medidas y apoyen el control de armas.

Se recuerda que funcionarios en Alberta, Manitoba y Saskatchewan han dicho que no apoyarán el programa de recompra del gobierno federal y que no desviarán a los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley a la tarea.


Mientras en una audiencia el martes pasado los parlamentarios conservadores acusaron al ministro de Seguridad Pública, Marco Mendicino, de apuntar a los propietarios de armas equivocados con el programa propuesto por los liberales para la expropiación de ciertas armas, argumentando que es un desperdicio de recursos y dinero.




59 views0 comments